108 razones por la que Messi y el Barça podrían ganar la Champions League

El equipo catalán aprovechará al máximo su delantera estelar al enfrentarse con uno de los equipos más sólidos del futbol europeo
Pep Guardiola ante el partido contra el Barcelona
Autor: James Masters
(Reuters) -

Son los tres delanteros que infundirían temor en el corazón de cualquier defensa del futbol mundial… el talentoso trío del Barcelona ahora tiene la mira puesta en aterrorizar al Bayern Munich.

Luis Suárez, quien anotó un triplete en la paliza 8-0 que propinaron al Córdoba, jugará al lado del ágil Lionel Messi y de la sensación brasileña, Neymar, en el partido de ida de la semifinal de la Champions League que se jugará este miércoles 6 de mayo en el Camp Nou.

Hasta ahora, entre los tres integrantes de la fuerza de ataque sudamericana del equipo español han anotado 108 goles y están por alcanzar el récord de 118 que implementó el triunvirato de Cristiano Ronaldo, Karim Benzema y Gonzalo Higuaín del Real Madrid en la temporada 2011-2012.

Suárez ha anotado 17 goles en sus 16 participaciones anteriores y 24 en total desde que llegó del Liverpool en una transacción valuada en 128 millones de dólares (unos 1,920 millones de pesos).

Es un regreso impresionante para un hombre que se perdió gran parte de la temporada por su suspensión de cuatro meses por morder al italiano Giorgio Chiellini en el Mundial de 2014.

El delantero uruguayo debutó en el Barcelona el 25 de octubre en un partido en el que perdieron 3-1 ante el Real Madrid.

Su llegada ha aligerado la presión para Messi, quien ha disfrutado de otra temporada fenomenal frente a la meta, en la que ha anotado 51 goles en todos los campeonatos.

Lee: Messi llega a los 400 goles en partidos oficiales con Barcelona

Messi, cuatro veces Jugador del Año, sigue siendo la estrella del Barcelona, pero hasta ahora ha contado con un elenco secundario que amenaza con robarse el espectáculo.

Neymar también ha sido clave: ha anotado 33 veces en esta temporada, 21 en La Liga.

El hombre de 23 años, quien fue estrella de la selección brasileña en el Mundial de 2014, ha confundido a sus detractores con una serie de despliegues asombrosos que han llevado al equipo a la historia.

"Luis y Ney son dos de los mejores goleadores del mundo", dijo Messi a los reporteros, previo al partido contra el Bayern. "Tenemos una relación muy buena, tanto en la cancha como fuera de ella. Luis es importante, es una persona espectacular y se ha adaptado bien en el vestidor".

"Yo no siento que sea más que un jugador más en un vestidor en el que hay muchos jugadores importantes. Todos somos iguales en el vestidor. Todos tenemos derecho a sentirnos como queramos y todos queremos ganar algo".

El actual Barcelona podría emular al equipo de 2009 que ganó la tercia: La Liga, la Copa de España y la Champions League.

Están en la punta de la tabla con tres partidos por jugar y están dos puntos por delante de su archirrival, el Real Madrid.

El Barcelona también podría ganar la Copa del Rey si derrota al Atlético de Bilbao en la final.

Desde que Pep Guardiola estaba al mando (y ahora dirige al Bayern), el Barcelona no había tenido una posibilidad real de tener tal éxito.

Cuando estuvo al timón, entre 2008 y 2012, el Barcelona se afianzó como el mejor equipo del mundo y jugó una especie de futbol que dejó babeando a los aficionados.

Lee: Una joven pasión por el Barcelona que ni los yihadistas lograron doblegar

El icónico estilo de juego tiki-taka de su equipo revolucionó el futbol europeo y los contrincantes buscaban copiar la estrategia del Barcelona.

Ganó 14 trofeos en total, incluidos dos títulos de la Champions League y tres coronas españolas.

Guardiola también jugó 11 años con el Barcelona y ganó seis títulos de La Liga y uno de la Champions League.

Su regreso a casa será emotivo, aunque no es probable que sus exjugadores se muestren muy conmovidos.

"Es normal que haya un homenaje a lo que significó como técnico porque ganó todo aquí y le dio mucho al equipo", dijo Messi.

"Una vez que el partido empiece, eso quedará a un lado y los aficionados apoyarán al equipo para que traten de ganar como siempre".

Guardiola, al igual que Messi, no tiene tiempo para sentimentalismos. Está ansioso de ganar el título de la Champions League con el Bayern y de crear otro legado.

Ambos hombres disfrutaron alguna vez de una fructífera colaboración, pero se han distanciado de forma casi inevitable desde que Guardiola dejó el equipo en 2012.

Sin embargo, el asombro de Guardiola ante el mago argentino parece no haber disminuido.

"No hay un defensa que pueda parar a Messi. Es imposible", dijo Guardiola a su regreso al sitio que fue su casa durante tanto tiempo.

"Así como está jugando, no puedes pararlo… defiende con nueve en tu área o con 11 presionando a tope".

"No siempre puedes estar en tu mejor momento físico durante tu carrera; hay altibajos, pero por cómo ha jugado en los últimos cuatro o cinco meses, no hay forma de pararlo. Es demasiado bueno".

"Obviamente tienes que acercarte y tratar de asegurarte de que reciba menos el balón, pero no hay un sistema ni un técnico que detenga a un talento de esta magnitud".

Hace apenas dos años, el Bayern, bajo la batuta de Jupp Heynckes, arrasó con el Barcelona 7-0 en la misma etapa del campeonato antes de derrotar en la final a su rival alemán, el Borussia Dortmund, para afianzar su propia tercia de trofeos.

El Bayern demostró ser invencible en esa semifinal contra en Barça.

Thomas Muller anotó dos goles en el primer partido en la Arena Allianz y fue preciso una vez más en el triunfo 3-0 en el Camp Nou.

El marcador hizo eco en el futbol europeo y obliteró al Barcelona.

Las heridas sanaron, pero el recuerdo sigue vivo.

"Necesitamos prepararnos para el partido con la consciencia de lo que significa jugar una semifinal de la Champions League contra un gran equipo", agregó Messi.

"Esa semifinal nos dolió mucho, pero ha pasado mucho tiempo. Llegamos al partido de forma diferente, igual que ellos, y será un encuentro diferente a aquél".

El Barcelona ha estado en condiciones impecables en las semanas recientes: ha ganado 15 de sus 16 partidos en todas las competencias y anotaron 14 goles en los dos partidos anteriores.

El equipo de Luis Enrique no ha sufrido derrota desde que cayó 1-0 ante el Málaga en febrero, pero el mayor desafío parece ser el encuentro ante un Bayern que ya aseguró el título de la liga en Alemania.

"Es difícil encontrar una debilidad en el Barcelona", agregó Guardiola.

"Trataremos de maximizar nuestras fortalezas y de encontrar sus debilidades. Sus jugadores han estado juntos por mucho tiempo y se conocen muy bien".

"Nadie ha superado la posesión del Barcelona. Este equipo se creó para eso. Mañana será difícil quitarles el balón. Sin embargo, nos apegaremos a nuestro estilo y los jugadores harán lo que el técnico sienta que tienen que hacer. Ya veremos quién llega a la final".

Ahora ve
‘Despacito’, de Luis Fonsi, arrasa en la entrega número 18 de los Grammy Latino
No te pierdas
×