Jinete mexicano, muy cerca de hacer historia con 'American Pharoah'

Victor Espinoza dirigió al potro de nuevo a la victoria en Preakness Stake, que sumado al Derby de Kentucky, lo acercan a la Triple Corona
Y después de retirarse, ¿a qué se dedica un jinete?
| Otra fuente: AFP

El jinete mexicano Víctor Espinoza llevó este sábado a la victoria al caballo American Pharoah en el Preakness Stakes, acercándose a la Triple Corona de la hípica estadounidense, después de su triunfo en el Derby de Kentucky.

American Pharoah, que aspira a ser el primer caballo en ganar la Triple Corona en 37 años, cumplió los pronósticos de favorito y ganó en una pista de Pimlico convertida en un lodazal debido a la intensa lluvia que afectó la carrera momentos antes de empezar.

Lee: Jinete mexicano lleva a 'American Pharoah' a ganar el Derby de Kentucky

El pardo, entrenado por Bob Baffert y propiedad del millonario egipcio Ahmed Zayat, tomó la delantera de la carrera desde el inicio, y se mantuvo liderando a lo largo de la pista hasta entrar por delante de Tale of Verve, y de Divining Rod, que llegó tercero.

Solo 11 caballos en la historia han ganado las tres pruebas en la misma temporada.

Espinoza, de 42 años, obtuvo su segunda victoria en el Preakness Stakes, luego de la que consiguió en 2002 a lomos de War Emblem.

El año pasado, el jockey mexicano también estuvo a las puertas de la Triple Corona cuando luego de ganar con California Chrome las dos primeras carreras, quedó cuarto en el Belmont Stakes, la última prueba del gran slam de la hípica americana.

"Creo que con este caballo si hay una oportunidad. Es un gran campeón, con mucho corazón", declaró Espinoza al terminar la carrera.

Este es el cuarto caballo del entrenador Bob Baffert que se coloca a un paso de la Triple Corona, luego de Silver Charm en 1997, Real Quiet en 1998 y War Emblem en 2002.

Pero ahora Baffert parece pensar que American Pharoah podría tener el material adecuado para conseguir el sueño de todo entrenador.

"Solo es un caballo increíble", dijo Baffert luego de que su ejemplar dominara la carrera de punta a punta, pese al diluvio que comenzó poco después de que fueran ensillados los caballos.

Después de un ligero titubeo en la salida, American Pharoah pasó rápidamente al frente del pelotón de ocho caballos, guiado por la diestra mano de Espinoza, quien nunca miró hacia atrás.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"Arrancó un poquito lento, pero luego lo empujé para ir al frente, y tan pronto tomó la delantera eso fue todo", dijo Espinoza.

La última prueba de la Triple Corona será el Belmont Stakes en Nueva York, que se correrá el 6 de junio.

Ahora ve
“Un componente racial” dificulta la renegociación del TLCAN, considera Krugman
No te pierdas
×