Consar promete erradicar traspasos indebidos de Afores con tus huellas y voz

La confidencialidad y autenticación de los datos de los trabajadores repercutirá en comisiones más bajas, asegura el órgano administrativo.
Cambio en marcha.  La recolección de biométricos se llevará a cabo cuando el trabajador se presente ante la Afore o solicite la visita de su agente promotor.
Samantha Álvarez /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

A partir de este lunes las Administradoras de Fondos de Ahorro para el Retiro (Afores) comenzarán a recolectar los datos biométricos (huellas digitales, voz y firma digital) de los trabajadores para autentificar que son ellos quienes realizan algún trámite o disposición de recursos.

“Con esta medida se espera reducir entre el 20 y 25% anual de los traspasos indebidos”, dijo el presidente de la Comisión Nacional de Ahorro para el Retiro (Consar), Carlos Ramírez.

En 2015 se registraron 1.8 millones de traspasos, un millón de registros y casi un millón de retiros por desempleo, según cifras del órgano administrativo. En ese periodo los trabajadores presentaron ante la Condusef 1,000 quejas por traspasos indebidos. Y en lo que va del año, la Comisión ha atendido 145 nuevos casos al respecto.

La adopción de esta medida por parte de las Afores ha tenido una inversión de poco más de 200 millones de pesos en tres años y para los próximos cuatro o cinco años “estimamos que la inversión completa lleve 1,000 millones de pesos”, dijo el presidente de la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro (AMAFORE), Carlos Noriega.

Refirió que este monto aproximado se utilizará para costos de infraestructura tecnológica y capacitaciones.

Beneficio para los ahorradores

Para el trabajador, en el largo plazo, además de garantizar la confidencialidad y autentificación de sus datos personales, repercutirá en comisiones más bajas, pues hoy un trámite para la Afore en papel cuesta entre 200 y 250 pesos. Al hacerlo en formato digital tendrá un costo de entre 60 y 70 pesos, estimó Carlos Ramírez.

“Anualmente las Afores gastan 7,000 millones de pesos en gastos operativos. En un mediano plazo se reducirá. No lo verán de golpe pero entre más eficiente sea, más espacio habrá en la reducción de comisiones”, explicó.

El presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), Mario di Constanzo señaló que en 2015 se recibieron 13,600 quejas a las Afores, de las que 9,054 fueron por trámites no concluidos. “Con este tipo de expediente se dará seguimiento puntual a los casos que lleguen a la Condusef”, aseguró.

Sistema blindado

Los datos biométricos de las Afores estarán concentrados en una base única controlada por el sistema mexicano de pensiones Procesar, a la cual no tendrán acceso las Afores.

“La base está centralizada y blindada, con los elementos de control más modernos, nuevos y poderosos”, aseguró el vicepresidente de operaciones de la Consar, Carlos Marmolejo, lo cual hace que sea imposible de hackear.

Hasta el momento este sistema tiene 37,000 expedientes con biométricos de funcionarios y agentes, pues cualquier trámite que realice el trabajador deberá estar acompañado con los datos del empleado que lo atendió. De esta manera, cualquier tipo de fraude o intento de traspaso indebido será detectado y sancionado.

“En caso de que esto sucediera, se multará al agente con 60,000 pesos, se le quitará la licencia para ejercer y la Afore deberá resarcir el daño que el trabajador haya tenido en su cuenta de retiro”, especificó Noriega.

Desde marzo de 2015 las Afores comenzaron a integrar los expedientes electrónicos de los trabajadores al añadir fotografía y CURP del trabajador. En esta ocasión se agregarán huellas digitales y voz.

A la fecha ya existen 3.4 millones de expedientes electrónicos en el sistema y se estima que cada año se sume igual cantidad de expedientes completos, ya con datos biométricos.

En esta primera etapa, la recolección de biométricos se llevará a cabo cuando el trabajador se presente ante la Afore o solicite la visita de su agente promotor para hacer algún registro o traspaso.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

En una segunda etapa, que vendrá en otoño de 2016, la toma de biométricos se hará cuando el trabajador requiera hacer un retiro por desempleo, retiro completo de pensión, modificación de datos o unificación de cuentas.

Los funcionaros calcularon que este proceso tardará al menos unos 10 años en tener los biométricos de las más de 54 millones de trabajadores que hay en el sistema, aunque sólo 20 millones de éstas cuentas estén activas.

Ahora ve
Opositor Antonio Ledezma escapa de arresto domiciliario y sale de Venezuela
No te pierdas
×