Tesla dispara los precios de la vivienda en Nevada

Tesla hace que ventas de casas alrededor de su nuevo inmueble se coticen mejor, aunque éste se encuentre en medio del desierto.
En Nevada  los precios de la vivienda están todavía muy por debajo del nivel máximo de la última burbuja.  (Foto: iStock by Getty Images)
Por: Kathryn Vasel
NUEVA YORK (CNNMoney) -

¿Qué pasa cuando un fabricante de automóviles de lujo decide abrir una enorme fábrica en una ciudad desértica? Las ventas y los precios de las viviendas se disparan.

Tesla inició la construcción de la gigantesca fábrica de baterías, la Gigafactory, a las afueras de Sparks, Nevada, en junio de 2014. Sin embargo, los rumores sobre la fábrica habían circulado desde antes.

Desde que empezaron, el precio promedio de una casa en la zona ha subido 42%, de acuerdo con ATTOM Data Solutions.

Durante ese mismo período de tiempo, los costos de las casas a nivel nacional aumentaron 31%.

El CEO, Elon Musk, habló sobre los planes para una mega fábrica en una conferencia financiera en noviembre de 2013. "Estamos hablando de algo que es comparable a toda la producción de iones de litio en el mundo en una fábrica masiva", dijo en respuesta a la pregunta de un analista, según una transcripción de la conferencia.

Aunque no dio detalles de la ubicación, la especulación creció. En febrero de 2014, Telsa compartió una entrada de blog que mostraba a Nevada como uno de los cuatro lugares posibles. Una vez concluida, la planta tendrá casi seis millones de pies cuadrados con un estimado de 6,500 trabajadores. Proyecta alcanzar la capacidad total en 2020.

Y todos esos trabajadores necesitan un lugar para vivir. Es por eso que algunos agentes inmobiliarios locales atribuyen a la fábrica de Tesla la actividad inmobiliaria de la ciudad. Desde que la automotriz comenzó la construcción de la Gigafactory, la demanda de casas ha crecido, las ventas aumentaron casi 6% cada mes desde junio de 2014.

"Tesla fue la varita mágica. Generó frenesí", afirmó Michelle Plevel, una agente de bienes raíces en el área de Reno, que incluye Sparks.

Y las casas en el mismo código postal de la fábrica son las que más se han encarecido. Los precios allí han subido 62% desde noviembre de 2013.

Los precios de las viviendas se han estado recuperando en todo Estados Unidos en los años posteriores a la crisis del mercado inmobiliario de 2008.

En últimas fechas, la escasez de viviendas disponibles para la venta ha empujado los precios al alza y muchos mercados encaran ahora un problema de asequibilidad dado que los salarios no han subido al mismo ritmo.

Con todo, ha sido una larga y desigual recuperación, hay algunos mercados que todavía están luchando para hacerlo. Nevada debía salir de un bache particularmente profundo y todavía se esfuerza para recuperarse de las olas de ejecuciones hipotecarias, las ventas en corto y las casas abandonadas que han lastrado su mercado.

"Los precios de la vivienda en Nevada están todavía muy por debajo del nivel máximo de la última burbuja", señaló Daren Blomquist, vicepresidente senior de ATTOM.

Actualmente, el estado tiene el mayor porcentaje de propiedades ‘underwater’ (donde el valor de la hipoteca supera al valor de la casa) en el país, 22% están en esa situación. Pero Sparks está mejor que el resto del estado: En el Condado de Washoe, donde se encuentra Sparks, la tasa es del 10%.

El crecimiento del empleo que Tesla ha traído a la zona explica estos cambios en el mercado de la vivienda. Plevel señaló que los compradores abarcan todos los estratos económicos.

"Vienen muchos ejecutivos de alto nivel a comprar casas de millones de dólares... y tenemos también muchísimos compradores de la clase trabajadora", expresó.

También hay habido interés de los residentes jóvenes que buscan comprar su primera vivienda. "Ellos (los millennials) son súper talentosos, educados y muy acaudalados con sus ingresos".

Otro dato alentador: Se están construyendo casas. "Se trata en realidad del primer síntoma visible de la recuperación en el área de Reno, cuando empiezas a ver construcciones", indicó Plevel.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Es arriesgado que una economía local esté demasiado atada a una industria o empresa en particular, pero hay otras empresas de renombre en el sector tecnológico que han contribuido a la actual situación.
Apple tiene un gran centro de datos en Reno, y Microsoft tambiéntiene una oficina en Reno.

Pero el rápido aumento de los precios no es positivo para todos. "Los potenciales perdedores en esta situación son las personas que viven localmente y trabajan localmente, pero no ganan los salarios más altos y acaso no puedan pagar los precios más altos", advirtió Blomquist.

Ahora ve
Cientos exigen transparencia en el uso de recursos para los damnificados del 19S
No te pierdas
×