8 consejos y el pilón para que tu venta de garaje sea un éxito

Organizar un bazar puede traerle un respiro a tu cartera, descubre si vale la pena el esfuerzo.
Organiza el evento en equipo, será muy cansado si lo haces solo. Avisa con tiempo a tus vecinos para que asistan en el horario y días establecidos.
Colaboración.  Organiza el evento en equipo, será muy cansado si lo haces solo. Avisa con tiempo a tus vecinos para que asistan en el horario y días establecidos.  (Foto: iStock)
Samantha Álvarez /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Si en tu clóset hay ropa, zapatos o accesorios en buen estado que, al menos, en el último año no usaste, considera que se trata de dinero estancado y que puedes hacerlo líquido en un fin de semana.

Las ventas de garaje son una opción para lograrlo; sin embargo, organizarlas requiere tiempo de planeación, mucho esfuerzo en la ejecución y la colaboración de dos o tres personas en el proyecto.

Lee: Controla al comprador compulsivo que llevas dentro

Algunos expertos en finanzas personales aseguran que esta práctica puede ayudarte a generar dinero extra, mientras que otros afirman que solo vale la pena si los recursos obtenidos se destinan a una causa social, ya que son poco significativos económicamente.

“Tu tiempo es muy valioso, una venta de garaje implica una organización de toda la semana y destinar al menos el sábado y el domingo para llevarla a cabo. Es posible que sólo obtengas 2,000 o 3,000 pesos, así que piensa si vale la pena hacerlo”, advierte Maca Hernández, experta en finanzas personales y directora general de la empresa Organízate Ya.

Seguimos la organización de un bazar de cosas semi nuevas en el mes de abril. La planeación tomó siete días y la venta se realizó durante tres fines de semana. Aquí te compartimos las lecciones:

1.Haz un inventario


Reúne las prendas, accesorios u objetos que desees vender, contabilízalos y descríbelos brevemente en una lista (escribe talla, tipo de tela y si tiene algún defecto). Lo ideal es hacerlo en un documento de Excel, así sabrás qué es lo que tienes para ofrecer.

Para enriquecer el inventario, forma alianzas. Júntate con amigos o familiares para sacar a la venta más prendas, de esta manera, la gente tendrá más variedad para elegir, sugiere el director general de la empresa de talleres y educación Finanzas Personales México, Juan José Salas.

2. Elige el lugar


Si vives en una colonia de altos ingresos, es posible que tus vecinos no compren cosas usadas. Busca un lugar en una comunidad de ingreso medio bajo y bajo que pueda adquirir “sin pena” lo que vas a ofrecer, comenta Hernández.

Juan José Salas agrega que el patio o la fachada de la casa donde se colocarán las cosas debe estar sobre una calle donde pase mucha gente, no en callejones escondidos.

El primer día, la venta de garaje que documentamos inició en la azotea de una casa en la delegación Benito Juárez, la propiedad estaba ubicada en un callejón. Como no pasó mucha gente, los organizadores cambiaron la dirección y exhibieron la mercancía afuera de una casa en la delegación Iztacalco. Sin duda, fue mejor opción estar sobre la avenida principal.

Lee: Consejos de finanzas personales de madre a madre

3. Fija el precio


El precio que impongas a tus artículos dependerá de su calidad y el tipo de material con el que esté hecho. El costo al público debe variar del 10 al 25% de su precio original.

“El precio final debe ser menor a lo que pagó por la prenda nueva, pero mayor a lo que un ropavejero te ofrecería”, dice Salas.

Para que no olvides los precios, en un archivo de Excel escribe el tipo de prenda, en la columna siguiente anota el precio máximo al que lo puedes ofrecer y luego el precio mínimo, ya que habrá personas que quieran “regatear” y tendrás que bajar el costo, comenta Elvira Méndez, académica de la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle.

Lo recomendable es que solo se bajen los precios si la gente se lleva más de dos productos, dice Salas. La ropa que no ha sido estrenada, incluso que tiene etiqueta puede venderse más cara, dice la experta de Organízate Ya.

4. 'Calienta el piso'


Con dos semanas de anticipación, pega carteles con la dirección, el día y el horario en el que se llevará a cabo el bazar. La tiendita de la esquina, la panadería, la carnicería, la farmacia, una paletería o el mercado pueden ser puntos estratégicos para que los vecinos los vean, sugiere Salas.

Si tienes tiempo, haz volantes en programas de diseño gratuitos, como Canva.com, imprímelos para distribuirlos en la zona y también postéalos en redes sociales. Con esta estrategia, los organizadores del bazar analizado atrajeron la visita de unos 10 clientes y vendieron durante un fin de semana 400 pesos. El problema fue el cambio repentino de sede.

5. Distribución y orden


Cuelga las prendas en ganchos, ponlas sobre sillas o mesas, de tal manera que la gente pueda verlas. “No las amontones en el piso porque es incómodo para que la gente las mire, tienes que provocar que lo que las personas vean sea agradable”, dice Maca Hernández. Muestra limpieza, organización y profesionalismo en la venta.

Pon letreros con los precios en letras grandes para que la gente que pase por ahí se detenga a ver las ofertas. “Hay que lograr que se detenga, lo vean todo y algo se lleven”, dice la experta en el manejo del tiempo.

Lee: 4 regalos financieros que le encantarán a mamá

6. El día de la venta


Realiza la venta de garaje dos o tres días después de la quincena, para que la gente tenga dinero y pueda comprarte. El horario más recomendable es de 9:00 a 16:00 horas. Juan José Salas sugiere tener cambio y bolsas o cajas donde la gente pueda llevarse la mercancía.

Los que participen en la venta deben ponerse de acuerdo para saber quién estará cuidando qué prendas. Y por tu seguridad no permitas que pasen al baño de tu casa. Aclara a los clientes que no hay devolución en las prendas que se lleven, así evitarás malos entendidos, dice Méndez.

7. Saca al vendedor que hay en ti


Muchas veces la gente tendrá pena de preguntar, pero debes sacar al vendedor que llevas dentro. Frases como: “¿buscabas algo en particular?” o “tengo unas blusas y pantalones que quizá te puedan quedar”, harán que tus clientes potenciales se queden más tiempo.

La gente que entró a ver el bazar de Iztacalco se dio cuenta de que había ropa que podía quedarle y apartó prendas que, durante las dos semanas siguientes, terminó de pagar y le fueron entregadas. Esas ventas a plazos fueron por un monto de 2,500 pesos.

8. Migrar a lo digital


Si no lograste vender todo ese fin de semana, tienes dos opciones: buscar un orfanato, iglesia o asilo donde puedas donar la ropa y los zapatos, o comenzar a vender las cosas por internet.

Facebook, en su aplicación móvil, tiene un apartado de tienda. Desde ahí puedes subir 10 fotos, ponerles una breve descripción y elegir la zona donde quieres promocionarlos. Selecciona un perímetro cercano a tu hogar y arma paquetes, por ejemplo, tres blusas, un pantalón y un cinturón por 500 pesos. No vale la pena vender sólo una prenda.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Deja claro que el costo por envío será de 30 o 50 pesos extra. Entrega las cosas en una estación del metro cercana a tus rumbos para que no gastes en pasaje, gasolina y tiempo. El bazar de Iztacalco exploró esta posibilidad y concretó una venta por internet de 350 pesos, dos días después de haber anunciado sus prendas.

El pilón: Todo sirve

Si quieres más ideas creativas para organizar tu evento, te recomendamos ver la serie Girlboss, la historia trata de una joven que comienza a vender por internet prendas antiguas, las adapata y modela ella misma, su éxito es tal que forma su propia empresa. Actualmente se transmite por Netflix. También puedes encontrar buenas ideas para exhibir y etiquetar tus prendas en Pinterest.

Ahora ve
Así se apagó la torre Eiffel por las víctimas de Barcelona
No te pierdas
×