5 criterios válidos para ‘romper el cochinito’

Si tienes una emergencia o un gasto inesperado e inevitable, puede ser una buena decisión sacar el dinero guardado en lugar de presionar tu presupuesto.
Ahorro  Los gastos necesarios que sabías que llegarían no califican como emergencias.  (Foto: iStock)
WENDY CONNICK
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Una cuenta de ahorros de emergencia es una herramienta financiera extremadamente poderosa. Sin embargo, una vez que tienes una, con frecuencia surge la pregunta de cuándo es apropiado utilizar el dinero que has guardado en esa cuenta.

Debido a lo difícil que es construir un 'colchón' de buen tamaño, ciertamente no querrás gastarlo de manera frívola, pero algunas personas se vuelven tan protectoras de sus cuentas de ahorro que no gastan, incluso cuando deberían. Un gasto que califique como una emergencia debe cumplir estos cuatro criterios:

Lee: Un seguro y 2 apps que te facilitan el ahorro

1. Inevitable

Algunos gastos son obviamente inevitables. Si tu hijo se rompe la muñeca mientras anda en patineta, necesita tratamiento médico, no hay duda. Otros gastos no son necesariamente indispensables, por ejemplo, nadie requiere de un viaje a Disneylandia.

Sin embargo, muchos gastos caen en medio de ambos extremos y son difíciles de categorizar. Por ejemplo, si es indispensable o no comprar un nuevo traje para tu trabajo depende de las circunstancias. Si ya tienes una docena de trajes perfectamente buenos, es poco probable que califique como obligatorio. Por otro lado, si acabas de conseguir un nuevo trabajo que requiere de un traje y no tienes ninguno, adquirir uno es una necesidad.

2. Inesperado

Los gastos necesarios que sabías que llegarían no califican como emergencias. La idea es incluir esos gastos en tu presupuesto ordinario y ahorrar para ellos por adelantado si es necesario.

Por ejemplo, muchas personas renuevan sus pólizas de seguro de automóvil una o dos veces al año. Pagar por un año entero de seguro de automóvil puede llegar a ser terriblemente caro y sin duda califica como necesario, pero como sabes exactamente cuándo llegará la factura, no es inesperado. Como resultado, no puedes calificar este gasto como una emergencia. Si tienes problemas para disponer de dinero para el pago cada vez que llega tu factura del seguro de auto, entonces divide la prima del seguro habitual entre 12 y aparta esa cantidad cada mes. Eso te ayudará a juntar dinero sin necesitar sacarlo de tus ahorros de emergencia.

Recomendamos: ¿Cómo quieres que se inviertan tus recursos para el retiro?

3. Urgente

Si surge un gasto inesperado y necesario y no puedes pagarlo con tu presupuesto normal. ¿Puede esperar un poco hasta que estés en posibilidad de pagarlo? Algunos gastos definitivamente no pueden esperar, pero para otros es posible posponer esa compra o esperar para pagarla.

Por ejemplo, si tu auto se descompone y necesitas arreglarlo para ir a trabajar, entonces esa reparación no puede esperar, pero puedes acordar un plan de pago con el mecánico.

Por otro lado, si tu auto se descompone, pero tienes un segundo auto o puedes moverte aunque sea con algunos inconvenientes, esperar a arreglarlo es una posibilidad.

4. Inasequible

La mayoría de los presupuestos tienen al menos un poco de flexibilidad. Si surge un gasto inesperado y no es demasiado caro, puedes pagarlo de tu ingreso normal con sólo hacer algunos ajustes menores.

Por ejemplo, si puedes costear una crisis reduciendo gastos frívolos durante un par de semanas, eso sería preferible a utilizar tus ahorros de emergencia. Pero si un gasto puede poner una verdadera presión sobre tu presupuesto y te pondría en riesgo de no poder pagar tus gastos regulares, entonces es claro que debes utilizar tus ahorros de emergencia.

Lee: 5 ideas sencillas para empezar a ahorrar

5. Usa tus instintos

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Si un gasto satisface definitivamente algunos de estos criterios, pero no estás seguro, pregúntate cuáles serían las consecuencias de no comprarlo o de no pagarlo con tus ahorros de emergencia. Si las consecuencias son bastante desagradables en ambos aspectos, entonces el gasto califica como una emergencia y recurrir a tus ahorros de emergencia tiene sentido.

Sólo recuerda que sacar dinero de tu cuenta de ahorros significa que necesitas reemplazarlo, aunque no al instante, sí en los siguientes meses. De esa manera, cuando llegue la próxima emergencia, estarás listo para ella.

3 formas (rentables) de invertir 50,000 pesos
Ahora ve
Estos son los mejores inventos del año
No te pierdas
×