Salte de casa de tus padres sin que sufra tu cartera

¿Tienes pensado dar este gran paso? Entonces debes conocer todo lo que conlleva el cambio de vida.
Presupuesto.  Antes de empezar a buscar departamento, conoce bien tus ingresos y tus gastos para establecer cuánto puedes gastar.  (Foto: iStock)
Por Liliana García
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Ya sea por querer iniciar tu propia historia de vida, compartir más tiempo con tu pareja o vivir cerca de tu trabajo o escuela, independizarte es una decisión que no debe tomarse a la ligera.

Según datos de Dada Room, plataforma para compartir departamentos en América Latina, los mexicanos se independizan, en promedio, a los 28 años.

La posibilidad de salir de casa de los padres, sin embargo, depende de la solvencia económica da cada persona y la zona donde vive o aspira a vivir. “En la Ciudad de México, se calcula que rentar en colonias como Roma, Condesa, se necesitan entre 7,500 a 14,000 pesos mensuales, ya que cuentan con servicios de transporte, cultura y diversión cercanos” explica Pamela Olvera, co-fundadora de Dada Room.

El deseo de tener un espacio con tus propias reglas es una decisión que debe de tomarse después de hacer un análisis del ingreso personal, ya que supone un aumento de los gastos que se tendrán que afrontar y es necesario analizar si será suficiente para el nuevo estilo de vida

Lee también: El precio de salir de casa de tus padres

Por ello, es fundamental llevar un control de gastos. Al tener mayor conocimiento sobre lo que gastamos, será posible tener un mejor presupuesto y planeación de cómo distribuirlo, afirma Alejandro Saracho, asesor en finanzas personales en la firma de asesoría Reconfiguración Financiera.

Gastos a considerar

Es conveniente distribuir el ingreso en tres grupos importantes: 50% al estilo de vida, 20% al ahorro y el 30% restante, a la renta, indica Juan José Salas, consultor en Finanzas Personales México, organización dedicada a la enseñanza del buen manejo de la economía personal.

Entre los primeros pagos se debe contemplar la renta inicial y una fianza de un mes o dos por adelantado (según el propietario), la mudanza, en caso de necesitarla, y estimar los servicios como agua, luz, gas, teléfono e internet. Estos serán los gastos fijos.

Ahora lee: 'Millennials', estresados por sus finanzas

Además, hay gastos indispensables para el día a día como la comida, el transporte, actividades de diversión, cultura, higiene y limpieza, servicios de mantenimiento del hogar y teléfono celular.

“Evitar las fugas de dinero fomentará un control sobre lo que se gasta a lo largo del día. Hay que evitar gastar demasiado dinero en taxis, bebidas, salidas con amigos o ropa. Siempre se debe priorizar”, aconseja Salas.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

En caso de estar convencido de tomar esta decisión, lo más recomendable es programar visitas anticipadas para observar la zona de noche y día, conocer aspectos dentro y fuera del nuevo inmueble y, si es necesario, estar abierto a compartir el departamento con roomies, menciona Saracho.

Comenzar un camino por sí solo no es imposible si se prepara un plan para el buen funcionamiento y marcas prioridades para lograr una mejor calidad de vida.

Ahora ve
Barack Obama sorprende a niños con una bolsa gigante de regalos
No te pierdas
×