Quiero comprar casa, ¿conviene que sea nueva o usada?

Cada tipo de vivienda tiene puntos a favor y en contra, así que el hogar que elijas dependerá de tu perfil, necesidades y presupuesto.
Hogar, dulce hogar.  De ocho a 20 años dudará la hipoteca de tu nuevo hogar, así que piensa bien dónde quieres invertir.  (Foto: iStock)
Samantha Álvarez /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El primer paso está dado: comprarás casa. Ahora, la tarea es investigar si te conviene adquirirla nueva o usada. Es cierto que cada vivienda tiene sus encantos, pero antes de comprometerte a pagar una u otra contrasta tus gustos contra tus necesidades, estilo de vida y presupuesto.

“En la elección de una vivienda nueva o usada, los factores más importantes a tomar en cuenta por los potenciales compradores son la seguridad en la zona, que sea una construcción segura y que les quede cerca de su lugar de trabajo”, dice Karim Goudiaby, CEO del portal inmobiliario Vivanuncios.

A partir de los sismos de septiembre, la seguridad del inmueble se convirtió en uno de los factores determinantes para elegir casa, coinciden los portales inmobiliarios Propiedades.com, Vivanuncios y la firma SOC Asesores Hipotecarios.

Lee: Tips para comprar tu primer 'depa'

En octubre, la confianza del consumidor repuntó 7.7% en la posible decisión de comprar, construir o remodelar una casa para los próximos dos años, en comparación con el mismo mes del 2016, según el Índice de Confianza del Consumidor, elaborado por Banco de México y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Leonardo González, analista de real estate del portal inmobiliario Propiedades.com, considera que éste es un buen augurio, pues la confianza que se había perdido con el sismo, ahora se está recuperando.

Para tomar decisiones correctas, los especialistas recomiendan comparar los siguientes cuatro rubros entre una vivienda nueva o usada:

1. Ubicación vs espacio


Los nuevos desarrollos están creados en zonas muy céntricas o muy alejadas de las ciudades, generalmente acompañados de amenidades como gimnasios, guarderías, centros comerciales o albercas, pero tienen dimensiones de entre 50 y 60 metros cuadrados. En comparación, una vivienda usada puede estar ubicada en el barrio donde creciste, cerca de tu familia o cerca de tu lugar de trabajo, mientras que sus dimensiones -al estar diseñada en otro tiempo y para otro modo de vida- pueden ser más amplias.

“Si la vivienda vieja está bien ubicada y tiene buenos servicios, su nivel de plusvalía repuntará”, afirma González.

Lee: Comprar o rentar, ¿cuál es el mejor camino?

2. Reparaciones vs mantenimiento


Una casa usada siempre requerirá una ‘manita de gato’ y tendrás que considerar dinero extra para repararla o remodelarla. Mientras que en una vivienda nueva, tú podrás decidir los acabados que tendrá y no requerirá de grandes cambios en varios años.

“Una vivienda nueva responderá a una nueva necesidad habitacional y un modelo de vida actual”, explica el analista de real estate del portal inmobiliario Propiedades.com.

El problema, destaca el CEO de Vivanuncios, es que el mantenimiento de los nuevos departamentos puede ser hasta mayor que la renta o la hipoteca que se paga por ellos mensualmente, debido a las amenidades con las que cuenta.

3. Seguridad vs legalidad


Si se trata de una vivienda nueva, asegúrate de comprarle a una desarrolladora con buena reputación, que sea reconocida por construir con materiales de calidad y que, anteriormente, no haya tenido problemas en sus entregas.

Si se trata de una casa usada, revisa que las escrituras, el pago de servicios e impuestos de la propiedad estén en orden, verifícalo ante un notario público, sugiere Goudiaby.

Lee: Tu seguro de crédito hipotecario te protege

4. Costo

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.


Al comprar una vivienda usada, el propietario es quien la vende y no hay una constructora de por medio. Por lo tanto, el vendedor no tiene que pagar el Impuestos Sobre la Renta (ISR), así que podrá bajarte un poco el precio del inmueble.

En cambio, si es un inmueble nuevo, la institución financiera que te dará el crédito hipotecario hará un avalúo, los impuestos y derechos se calcularán sobre el valor comercial de la propiedad y hay que pagarlos, explica Manuel Gómez-Haro, director general adjunto de SOC Asesores Hipotecarios.

Ahora ve
Los datos más curiosos sobre Netflix en México durante 2017
No te pierdas
×