Allen Stanford “enloquece” en la cárcel

El ex financiero estadounidense acusado de fraude sufre de una severa depresión, según sus abogados; los litigantes alegan un deterioro en la salud de Allen Stanford para que sea liberado bajo fianza.
Allen Stanford  (Foto: CNN)
HOUSTON (AP) -

El ex financiero texano R. Allen Stanford sufre una severa depresión, olvida las conversaciones, no puede ver ya con un ojo y cree estar "enloqueciendo", dijeron el martes los abogados del millonario encarcelado por un presunto fraude.

La defensa añadió que, por sus problemas físicos y mentales, Stanford es ahora una "ruina de hombre", en una moción presentada el martes por sus abogados en Houston.

Los abogados pidieron por tercera vez a un juez federal que le conceda la fianza al presunto defraudador, de modo que pueda esperar en libertad el juicio, previsto para el año próximo, cuando enfrentará cargos, según los cuales, despojó a los inversionistas de 7,000 millones de dólares como parte de un colosal esquema de pirámide.

La moción más reciente fue preparada con ayuda del miembro más nuevo del equipo legal de Stanford, el catedrático de derecho de Harvard, Alan Dershowitz, conocido por defender a varias celebridades.

El juez federal de distrito David Hittner, quien atiende casos en Houston, ha rechazado dos solicitudes previas de libertad bajo fianza, al coincidir con los fiscales y considerar que existe un riesgo grave de que el acusado se fugue. Una corte de apelaciones ha ratificado el fallo de Hittner.

Hittner no se pronunció sobre los méritos de la moción. Sin embargo, el martes por la noche, el juez la retiró del expediente por no cumplir las reglas de la corte, incluida la de estar escrita en letras con tamaño de 14 puntos y a doble espacio. Ello significa que la petición tendrá que presentarse de nuevo.

En la moción de 36 páginas, Robert Bennett, uno de los abogados de Stanford, describió al financiero como un individuo saludable cuando se entregó a las autoridades el 18 de junio del 2009, el día en que se le acusó formalmente.

"Ahora, tras casi un año de detención, la permanencia en la cárcel ha convertido al señor Stanford en una ruina de hombre", escribió Bennett. "El señor Stanford ha experimentado un deterioro severo y continuo de su salud mental y emocional, a consecuencia de sus condiciones de confinamiento.

Bennett dijo que Stanford no puede ver con el ojo derecho ni tiene sensibilidad en el lado derecho de la cara, tras ser golpeado por un reo el año pasado.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Añadió que el acusado sufre una "depresión mayor", que empeora; tiene "lagunas mentales"; olvida las conversaciones y se queda con la mirada fija al frente cuando habla con sus abogados; sufre un temblor incontrolable en la mano izquierda, y parece encontrarse en un estado de estupor debido a los antidepresivos y a otros medicamentos que toma.

El Stanford Financial Group, ahora desaparecido, tuvo operaciones en varias naciones como Antigua, Colombia, Ecuador, México, Perú y Venezuela.

Ahora ve
Policía Federal sorprende con ‘flashmob’ en un centro comercial de la CDMX
No te pierdas
×