HP indaga más sobre su ex CEO

La firma averigua si Jodie Fisher recibió ayuda del ex presidente Mark Hurd para ser contratada; el abogado de la compañía, Samuel Liversidge, busca más pruebas sobre la relación entre ellos.
Hurd HP  (Foto: Cortesía Fortune)
Adam Lashinsky

Hewlett-Packard tiene evidencia de queel ex presidente Mark Hurdconocía a Jodie Fisher desde 2005, dos años antes de que HP la contratara para ayudarlo en reuniones de alto nivel con sus clientes.

La información suma un nuevo detalle al escabroso misterio de cómo la actriz de películas y participante de programas de reality TV, tuvo interacciones tan cercanas con uno de los presidentes ejecutivos más poderosos del mundo.

Puede ser todo un hallazgo o una coincidencia, quizás otro sorprendente cambio en la saga que ya está llena de giros. Al respecto, HP está trabajando con un abogado quien está buscando pruebas sobre este acontecimiento.

Otros hallazgos, incluyendo una publicada por Fortune, describe a la intérprete siendo descubierta por Caprice Fimbres McIlvaine, una asistente de alto perfil de Hurd, en 2007. La trabajadora dijo a los investigadores de la compañía que se percató de Fisher al verla en el programa de reality TV llamado Age of Love, en el que ella participó.

Por su parte, Jodie Fisher fue contratada como contratista después de dos entrevistas con el entonces presidente ejecutivo. Un publicista de la artista dijo después a Fortune que al menos dos concursantes estaban siendo considerados para el puesto en HP, pero sólo ella fue entrevistada.

Según varias fuentes, cinco años atrás, el ex ejecutivo Hurd contactó Gary Elliott, uno de sus compañeros en el grupo de mercadeo de HP y preguntó si las agencias de publicidad de la compañía reconocían a Jodie, quien había actuado en comerciales de televisión.

Elliott, se comunicó con sus contactos en dos agencias de la compañía de computadoras, en aquel entonces, Goodby Silverstein y Publicis.

Después de algún tiempo, Gary informó que la actriz no había sido elegida para ningún papel. Después envió ese mensaje a Hurd, quien al parecer no realizó ninguna otra acción sobre el asunto.

No ha surgido ninguna evidencia que muestre que el empresario tuvo contacto con Jodie Fisher antes que ella llegará a ser contratista de HP en 2007.

Glenn Bunting, vocero del ex presidente de la marca tecnológica, no dio comentarios sobre el interrogatorio realizado en 2005 pero sí comentó que lejos de "Mark no conoció ni tuvo contacto con Jodie Fisher antes de agosto de 2007". Mientras que Gloria Allred, abogada de la estrella, no hizo comentarios.

¿Esto significa que la contratación de Fisher pudo no haber sido un resultado casual de los hábitos televisivos de McIlvaine? Es imposible saberlo ahora. No queda claro si los investigadores preguntaron al ejecutivo específicamente si conoció a la celebridad antes de 2007.

Hurd renunció a su puesto como presidente ejecutivo de HP el 5 de agosto del mismo año, después de una investigación realizada por la junta de la compañía debido a las acusaciones  que llevo a cabo la actriz, en las cuales señala que Hurd la había acosado sexualmente.

La junta dijo que no encontró violaciones a las políticas de acoso de la corporación, pero llegó a la conclusión de que el entonces presidente había violado el código de conducta de la compañía durante su tiempo de comida, fuera de las horas laborales.

La junta también investigó las acusaciones de la intérprete, donde señala que Hurd divulgó que HP iba a comprar EDS, pero no hizo comentarios al respecto. Ésta última afirmación, también negada por  Mark, es un elemento de la investigación que continua la Comisión de Valores y Mercados, la cual ha llegado a los titulares esta semana.

El caso ha recibido mucha atención, como un amplio artículo en Fortune el mes pasado. La especulación, durante meses, sobre por qué la junta forzó la renuncia del empresario o si hubo una transgresión (con la inapropiada relación del presidente ejecutivo casado), hizo que la organización perdiera la confianza en su exitoso líder.

Las notas de Fortune y de otros medios, llegaron a la conclusión menos dramática de que las relaciones entre el ex ejecutivo y algunos miembros de la junta se habían deteriorado. Los directores creyeron que Hurd no había sido honesto en su respuesta inicial a las preguntas sobre sus relaciones con Fisher.

Las nuevas revelaciones causan nuevos dolores de cabeza a Hurd, quienahora es copresidente del fabricante de software y hardware, Oracle.

HP se está tomando en serio el problema de cuándo y cómo se conocieron Mark y Fisher. Ahora está trabajando con Samuel Liversidge, abogado de Gibson Dunn & Crutcher, para llegar al fondo del problema.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Fortune intentó contactar al defensor en su oficina en Los Ángeles el lunes por la tarde, Liversidge, quien dijo que no podía hablar hasta consultarlo con su cliente.

En cuanto a McIlvaine, quien renunció poco después de Hurd, no ha hecho ni un sólo comentario público sobre lo que ocurrió en la empresa y no respondió a las solicitudes de entrevista hechas esta semana.  Aún así, en semanas recientes dijo a otros que mantiene su versión de lo que ocurrió.

Ahora ve
Los gadgets ideales para acompañarte en verano
No te pierdas
ç
×