Ante la crisis… Europa estudia alemán

Ciudadanos del sur del bloque toman clases del idioma con la esperanza de conseguir empleo; a su vez, la migración a Alemania aumenta desde países como España, Portugal, Grecia e Italia.
alemania  (Foto: Thinkstock)
BERLÍN (AP) -

Una gran cantidad de españoles, portugueses y ciudadanos de otros países golpeados por la crisis de la deuda están aprendiendo alemán con la esperanza conseguir empleo en la economía más grande y fuerte de Europa, de acuerdo con información obtenida el martes por The Associated Press. Cifras del Instituto Goethe, la agencia alemana de promoción de la cultura y el idioma, muestran que los ciudadanos de países de Europa del Sur -donde el desempleo es alto, sobre todo entre los jóvenes- claman aprender alemán. Otras cifras oficiales muestran que la inmigración hacia Alemania desde España, Grecia y Portugal aumenta marcadamente.

La cantidad de españoles que buscan aprender alemán en las sucursales del Instituto Goethe de su localidad creció a un sorprendente 35% en 2011, a 9,000 de los 6,500 registrados un año anterior. El vecino Portugal vio un incremento de 20% a 2,230 estudiantes

La economía de Alemania, la más grande de Europa, aumentó un sólido 3% el año pasado y el desempleo llegó a su nivel más bajo de casi dos décadas. España, en contraste, cae de nuevo en una recesión y el desempleo registra un nivel récord por encima del 20%.

"Las posibilidades de conseguir empleo en esos países son mínimas, con el desempleo entre los jóvenes del 40 al 50%", dijo Herbert Bruecker, un experto en migración del Instituto de Investigación del Empleo de Alemania.

Muchas empresas alemanas desean contratar a profesionales calificados, pero con frecuencia la barrera del idioma dificulta su contratación.

"Los empleadores prefieren exigir en estos casos que dominen el idioma alemán", dijo Bruecker.

Como ejemplo está el caso de Schwaebisch-Hall, una próspera ciudad de 37.000 habitantes en Baden-Wuerttemberg, un estado del suroeste del país que alberga a gigantes de la industria como la fabricante automotriz Daimler AG y pequeñas y medianas empresas exitosas.

Las compañías necesitan empleados calificados, pero la oferta en Alemania es limitada. Para ayudar, la ciudad invitó a un grupo de reporteros de Portugal, Grecia, Italia y España a un viaje periodístico este año para que cubrieran el asunto. La decisión generó más de 10,000 solicitudes de empleo provenientes tan solo de Portugal, "y el número sigue creciendo", dijo Robert Gruner, vocero de la ciudad.

"Las han enviado a todas las direcciones de correo electrónico que han podido encontrar en nuestra página de Internet, es increíble", dijo a la AP.

Sin embargo, la oficina de empleo regional, que actualmente tiene registradas cerca de 2,500 vacantes, ha notado que la mayoría de los solicitantes comparte un problema.

"Desafortunadamente sólo cerca del 5% sabe alemán, lo que dificulta mucho más la posibilidad de obtener un empleo aquí", dijo Gruner.

Quienes buscan empleo al parecer también han notado esa debilidad, lo que ha llevado al auge en el número de escuelas de idiomas como el Instituto Goethe.

En Italia, la cantidad de estudiantes de ese instituto aumentó 14% a 4,300, seguida por las registradas en Grecia y Francia, con un incremento de 10 y 8% respectivamente.

A nivel mundial, el número de estudiantes de alemán en el Instituto Goethe subió 7.5% para llegar a aproximadamente 235,000, de acuerdo con las cifras.

Cerca de 36,000 de esos estudiantes viajan a Alemania a estudiar en la sucursal alemana del Instituto. La cantidad de españoles aumentó 43% en un año, mientras que los griegos vieron un incremento del 22% y los italianos del 17%.

Si bien el alemán es uno de los idiomas de mayor demanda en la atribulada eurozona de 17 países, idiomas de otras partes del mundo también parecen ganar atractivo entre quienes buscan empleo.

El Instituto Confucio para Estudios Chinos de la Universidad de Lisboa, por ejemplo, empezó a ofrecer cursos de idioma en 2008 con 15 estudiantes, pero ahora cuenta con más de 300, y está rechazando gente por falta de profesores. La rama del Consejo de Gran Bretaña en Portugal indicó que el número de estudiantes aumenta con rapidez, pero no cuenta con cifras específicas.

A pesar de que a los ciudadanos de naciones de la UE se les permite transitar y laborar libremente en cualquiera de los 27 países del bloque, las diferencias culturales y la barrera del idioma han limitado con frecuencia la migración transfronteriza.

Y si bien la mayor afluencia de inmigrantes a Alemania sigue proviniendo de los más recientes integrantes de la UE de Europa del Este, como Rumania y Polonia, el número de países de Europa Occidental golpeados por la crisis crece abruptamente.

Durante los primeros nueve meses de 2011, el desplazamiento neto de España a Alemania - llegadas menos salidas- totalizó 7,532 personas, más del doble del total de 2010, de 3,214, de acuerdo con información de la Oficina Federal de Estadísticas de Alemania.

"Ese es un fenómeno más que nuevo: cuando los españoles emigraban, solían ir a Francia, no a Alemania", dijo Bruecker.

"Esto también refleja un creciente desplazamiento de la generación más joven. La migración no sólo es causada por el alto desempleo de los jóvenes, sino que también hemos sido testigos de un fuerte aumento de migración estudiantil", agregó, y señaló que muchos españoles estudian en la Universidad de Bamberg.

 

 

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

 

 

Ahora ve
Los hechos económicos que marcaron a México durante el 2017
No te pierdas
×