Un pueblo en Francia en venta por crisis

La aldea de Courbefy, a 450 kilómetros de París, se vende por 400,000 dólares; la región sufrió de malos tiempos económicos y esquemas fallidos de bienes raíces.
villa en venta  (Foto: AP)
COURBEFY, FRANCIA (AP) -

La aldea francesa de Courbefy tiene rústicas construcciones con chimeneas y vigas expuestas, caballeriza, cancha de tenis y alberca. ¿Suena bien, no? Pues está en venta. La saga de la aldea abandonada es una historia que trata sobre la Francia rural, malos tiempos económicos y esquemas de bienes raíces que salieron mal. Esto ha convertido al alcalde del poblado vecino en una celebridad, cuya oficina atiende preguntas que llegan de lugares tan lejanos como Qatar y China.

La villa en Limousin, unos 450 kilómetros al suroeste de París, está a la venta porque sus últimos dueños, quienes administraban el lugar como hotel y restaurante de lujo, dejaron de pagar mucho tiempo la hipoteca.

La aldea entera tiene un precio de sólo 300,000 euros (400,000 dólares) casi lo que cuesta un apartamento en París.

Pero no hay ofertas.

Eso significa que la villa caerá en las manos del banco Credit Agricole, dueño de la hipoteca. El banco espera subastarla otra vez y en esta ocasión las probabilidades son más prometedoras: desde que en la prensa se supo que había una villa francesa en venta, Courbefy ha recibido un enjambre de potenciales compradores, acompañados de curiosos que pasan por ahí.

Hace apenas unos días, más de 50 vehículos se estacionaron en el jardín que sirve como estacionamiento junto a la entrada a Courbefy.

Entre los interesados en la propiedad hay un grupo de amigos que en la universidad prometieron vivir juntos en una comuna, un grupo de retirados que busca un lugar para asentarse, personas interesadas en abrir un centro para discapacitados, otros buscando locaciones para un escenario y estudio de filmaciones.

"Es un verdadero fenómeno mediático, es una locura", dijo Bernard Guilhem, alcalde de Saint Nicolas Courbefy, ubicado colina abajo desde Courbefy. "Es una gran bola de nieve que todos quieren empujar".

Después de todo ¿quién no quiere poseer una villa en Francia?

Bueno, no Credit Agricole en todo caso.

El banco, ansioso de deshacerse de la propiedad, dio a los solicitantes hasta el 1 de marzo como plazo para expresar serio interés dejando un depósito de 330,000 euros (440,000 dólares), por ley 10% más que el precio original. Entonces dará fecha para una nueva subasta.

Más de 100 personas ya se han comunicado a la oficina del abogado de Credit Agricole, Paul Gerardin, con preguntas.

Surgen interesados de todas partes de Francia, Inglaterra, Italia, Bélgica, Estados Unidos, el Oriente Medio y Asia. La secretaria de Gerardin recibe llamadas todo el día desde que apareció la primera historia sobre la villa en la prensa francesa la semana pasada.

Desde entonces, el alcalde Guilhem también se ha visto desbordado, lo mismo haciendo de historiador amateur que de agente de bienes raíces, mostrando los alrededores a potenciales compradores y periodistas. Su foto aparece en los periódicos en París. Su agenda está repleta. Para no ser interrumpido cada 15 minutos, tiene que silenciar su teléfono cuando da recorridos por Courbefy.

Courbefy ha pasado por muchas cosas a lo largo de su historia.

La villa data por lo menos de la época galo-romana, cuando la atravesaba un camino que conectaba a Limoges y Burdeos, de acuerdo con Guilhem.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Fue el sitio de un castillo ocupado por Jeanne d'Albret, madre del rey Enrique IV. A su alrededor hay tres famosos manantiales "milagrosos" cuyas aguas supuestamente tienen el poder de sanar.

 

Ahora ve
Este gel permite un mejor estudio sobre el comportamiento del cáncer
No te pierdas
×