China bloquea sitios del New York Times

Las autoridades chinas descalificaron un reportaje del diario sobre la fortuna del primer ministro; el medio aseguró que los familiares de Wen Jiabao poseen una riqueza de 2,700 mdd.
the new york times diario tablet  (Foto: Getty)
BEIJING (Agencias) -

La familia del primer ministro chino Wen Jiabao, conocido por sus humildes raíces y sensibilidad hacia los ciudadanos comunes, ha acumulado una enorme riqueza durante su etapa en el poder, informó este viernes el diario The New York Times.

El reportaje publicado por el diario estadounidense provocó que sus páginas en inglés y chino fueran bloqueadas en China este viernes por la mañana. Las búsquedas del New York Times, además de los nombres de los hijos y esposa de Jiabao, también fueron suspendidas en el principal servicio chino de microblogs, Weibo.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores Hong Lei dijo en una sesión informativa diaria que la noticia "calumnia el nombre de China y tiene motivos ocultos".

Cuando se le preguntó por qué las páginas estaban bloqueadas, Hong dijo: "China gestiona Internet de acuerdo con sus leyes y normas".

El Times informó que la madre de Wen Jiabao, hermanos e hijos habían amasado la mayor parte de la fortuna desde que él fue nombrado viceprimer ministro en 1998. Wen Jiabao ascendió a primer ministro en el 2003.

"Una revisión de archivos corporativos y de los reguladores indican que los familiares del primer ministro, algunos de los cuales tienen fama de hacer negocios de forma agresiva, incluida su esposa, han controlado bienes por valor de al menos 2,700 millones de dólares, dijo el reporte.

El diario dijo además que asociaciones controladas por familiares del primer ministro y sus amigos tenían hasta 2,200 millones de dólares en acciones del grupo asegurador Ping An en 2007, la última vez que se difundió públicamente el accionariado de esa empresa.

La madre de Wen, de 90 años, tenía una inversión en Ping An valorada en 120 millones de dólares hace cinco años, agregó el periódico.

El New York Times dijo que presentó su investigación al Gobierno chino para que comentara la noticia; sin embargo, el Ministro de Relaciones Exteriores, así como los miembros de la familia de Jiabao también declinaron hacer comentarios o no respondieron a las peticiones de hacer comentarios, aseguró el diario.

"Estos artículos difaman a China", dijo por su parte el portavoz de la cancillería china, Hong Lei, que advirtió que estas informaciones tienen segundas intenciones.

El texto señala que esta fortuna y las inversiones familiares están articuladas a través de una compleja red de nombres falsos y de la asistencia de amigos y familiares lejanos, con el objetivo de enmascarar la identidad.

La familia controlaría un imperio de empresas turísticas, joyería, compañías de telecomunicaciones, bancos y empresas de infraestructuras, utilizando en ocasiones empresas off-shore.

En muchas de estas inversiones juegan un papel importante algunas empresas estatales bajo la supervisión de Wen Jiabao.

En China, la vida privada de los líderes y sus bienes se consideran secretos de Estado. Aún así, casos contra funcionarios de nivel más bajo, a menudo expuestos por los medios chinos, y noticias sobre altos cargos denunciados por medios de comunicación occidentales y la prensa de Hong Kong ponen de manifiesto hasta qué punto los que están en el poder se benefician de su posición. Ocasionalmente, algunos altos funcionarios son detenidos y jugados.

En el mayor escándalo político de las últimas décadas en China, el alto funcionario del partido ahora caído en desgracia Bo Xilai, cuya mujer fue condenada por corrupción y asesinato en agosto, ha sido expulsado de la agrupación y está acusado de corrupción, soborno y promiscuidad sexual.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Bo fue expulsado del Parlamento chino este viernes y se prevé que afronte pronto un juicio.

Con información de Reuters, AP y Notimex

Ahora ve
Este gel permite un mejor estudio sobre el comportamiento del cáncer
No te pierdas
×