Hugo Chávez descansará en un museo

El cuerpo del ex presidente de Venezuela se ubicará en una academia militar por tiempo indefinido; en ese recinto, Hugo Chávez planeó un golpe de estado en 1992.
chavez 6  (Foto: CNN)
CARACAS, Venezuela (AP) -

El cuerpo sin vida del ex presidente venezolano, Hugo Chávez, quedará expuesto indefinidamente en el lugar donde comenzó a construir su carrera, un museo militar desde donde dirigió un golpe de estado en 1992.

Desde la Academia Militar, al oeste de Caracas, donde los restos del jefe de Estado son velados, el vicepresidente venezolano Nicolás Maduro anunció el jueves que el cuerpo del presidente Chávez será embalsamado.

Tal decisión causó sorpresa e incredulidad entre algunas personas y fue considerada por analistas como un intento del oficialismo por crear un mito de la desaparecida figura presidencial.

Antes de ese proceso de embalsamamiento, los restos serán expuestos siete días más. Este viernes, se realizan los funerales oficiales desde de las 11 de la mañana (15:30GMT).

Desde el jueves, los invitados principales -presidentes y altos funcionarios- empezaron a arribar para los funerales de Estado, mientras en la calle la gente se agolpaba de a miles para poder dar el último adiós a su líder. Los mandatarios de Cuba, Raúl Castro, y de Brasil, Dilma Rousseff, llegaron uno detrás del otro a Caracas.

Junto con la dirigente brasileña arribó el ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva, un cercano aliado de Chávez y quien en duros momentos, durante protestas y un paro general de la industria petrolera venezolana en 2003, lo ayudó con embarques de combustible enviado de Brasil.

Por la noche, Castro, acompañado de Maduro, acudió a la Academia Militar para presentar sus respetos a Chávez, quien en vida fue uno de los más cercanos y claves aliados de La Habana en los últimos tiempos. Castro se sentó al lado derecho del féretro, junto al presidente de Uruguay José Mujica, quien llegó al país la noche del martes. Castro también tenía a su lado a Elena Frías de Chávez, la madre del fallecido mandatario y conversó brevemente con Rosa Virginia, la mayor de los cuatro hijos de Chávez.

Casi simultáneamente arribó al país el presidente de Colombia Juan Manuel Santos, quien fue recibido por el canciller venezolano Jaua.

La presidenta Rousseff, acompañada de Lula, se presentó al velatorio y se le vio conmovida cuando se acercó al féretro, donde presentó sus respetos a los restos del mandatario. Ambos líderes brasileños fueron tratados y se recuperaron del cáncer.

Rousseff concluyó satisfactoriamente en agosto de 2011 un tratamiento contra un tumor maligno bajo su brazo izquierdo por el cual fue intervenida quirúrgicamente en 2009, cuando era candidata presidencial.

Lula, que con un tratamiento de quimio y radioterapia se libró de un cáncer, se notó emocionado y en dos ocasiones se inclinó para ver a su aliado a través del cristal de su ataúd abierto.

El ex mandatario -pese a notársele más delgado y no tener la barba que ha sido su estampa desde que surgió como figura pública en los años 70, como uno de los principales líderes sindicales del país- lució saludable.

Rousseff abrazó, besó y diálogo con varios de los familiares del mandatario venezolano, entre ellos el hermano mayor de Chávez, Adán.

"El comandante Chávez va a estar en posibilidad de ser visto por lo menos siete días más por parte del pueblo de Venezuela", dijo Maduro en declaraciones divulgadas por la televisora oficial.

Añadió que se va a "preparar el cuerpo del comandante presidente, embalsamarlo para que quede abierto eternamente... así como está Ho Chi Minh, como está (Vladimir) Lenin, como está Mao Tse-Tung".

"Quedará el cuerpo de nuestro comandante en jefe embalsamado en el Museo de la Revolución de manera especial, para que pueda estar en una urna de cristal y nuestro pueblo pueda tenerlo por siempre", explicó.

El anuncio generó diversos comentarios en las calles de Caracas.

"¿En serio?¿No es una broma?", preguntó Juan Ferreira, un vendedor de alimentos de 51 años

"Bueno, que hagan lo que quieran con el cuerpo de Chávez, lo importante es que nos dejen en paz y nos den tranquilidad para trabajar, que no sigan poniéndonos a todos los venezolanos a pelear", comentó el hombre en el centro de la ciudad.

Ferreira en tono de broma agregó que ya se sabía que lo quieren hacer un santo.

"Ahora lo único que espero es que no suban los impuestos, para que el comerciante sea el que pague esa tumba de cristal", dijo.

Oscar Vallés, analista político y profesor de la Universidad Metropolitana de Caracas dijo que "pareciera ser que Nicolás Maduro y su Gobierno están construyendo una aureola que hace muy difícil, diría yo, que a futuro, los opositores pretendan promover una alternativa de Gobierno".

Una alternativa de política "distinta a la que se está manejando porque están constituyendo alrededor del gran mito que están solidificando ahí en la Academia Militar la idea o la creencia de que hay un compromiso histórico de proseguir el legado de Hugo Chávez Frías, usando todos los recursos que la patria dispone para ello, entendiendo por ello fuerza armada e incluso con la fuerza de ser necesario", agregó Vallés.

Conchita Ruiz, una mujer de 60 años que venía de ver a Chávez junto a su hija y dos nietos, dijo que le parecía buena idea.

"El se veía tan bonito y merece que no lo olviden en una tumba por ahí", dijo.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

En la academia militar, Chávez yacía en un ataúd cubierto de vidrio vestido con el uniforme militar verde oliva y la boina roja de sus días de paracaidista. Lucía demacrado y pálido y sus labios se encontraban apretados.

En una muestra de la inseguridad que azota el país, los asistentes al funeral tuvieron que someterse a pasar por un detector de metales, y para evitar que captaran una foto del cadáver del presidente, se retiraban las baterías a los teléfonos celulares.

Ahora ve
México y EU avanzan en combatir al crimen organizado, afirma Osorio Chong
No te pierdas
×