Crisis, gran momento para hacer dieta: autoridades rusas

Coman menos y pinten los labios con betabel son algunos consejos que reciben los rusos; vamos a superar los obstáculos, vamos a comer menos, señala el viceprimer ministro de Rusia.
supermercado ruso en rusia  (Foto: Reuters)

Coman menos, pinten sus labios con betabel, utilicen ropa interior rusa de algodón en vez de los encajes franceses y encomiéndese a Dios, son algunos de los consejos que reciben los rusos para hacer frente a la crisis.

"Si no le alcanza el dinero, recuerde que somos rusos, que hemos superado el hambre y el frío, que tenemos que pensar en nuestra salud y comer menos", le dice Ilia Gaffner, un diputado de la región de Sverdlovsk, en Siberia, a una señora que se quejaba de que no podía comprar azúcar para su hijo discapacitado.

En 2014 los precios subieron más de 11% y en el caso de los productos alimentarios un 15% en promedio y se espera que la escalada se acelere en los próximos meses.

Pero algunos productos de primera necesidad como la carne, el pescado, el azúcar, la col, el queso, los huevos y el arroz se han encarecido entre un 10% y un 50% a consecuencia de las sanciones occidentales contra Rusia y la caída de los precios del petróleo.

Debido a la inflación galopante, muchos rusos han reaccionado airados a las declaraciones del diputado, que ha tenido que excusarse públicamente.

Pero cuando lo acababa de hacer, uno de los máximos responsables políticos del Kremlin recomendó a los rusos hagan dieta.

"Vamos a superar todos los obstáculos en nuestro país, vamos a comer menos, gastar menos energía", dijo el viceprimer ministro Igor Shuvalov en el Foro de Davos.

 "Cuando un ruso sufre presión externa, nunca abandona a su jefe", señaló el viceministro.

Shuvalov explicó que el "plan anticrisis es hacer que los ciudadanos ordinarios y los empresarios se adapten a la nueva realidad".

 "¿Tenemos un plan?" se sorprendió este lunes la prensa rusa, como el diario Izvestia.

 Pagar por la anexión de Crimea

"He vivido bajo Gorbachov y Yeltsin, pero Putin es el primer presidente con el que se me pide que coma menos", ironiza Andrei Kosenko en Twitter.

Vladimir Putin, considerado por la población como el artífice de la ansiada estabilidad de Rusia tras el desmoronamiento de la Unión Soviética y el caos económico que siguió en los años 1990, mantiene una alta popularidad.

Dos tercios de personas interrogadas en enero aseguran que votarían de nuevo por él, aunque un mes antes eran 88%.

Para que los rusos puedan "adaptarse a la nueva realidad", los diputados rivalizan en ideas. Igor Chernyshev, que preside el comité de políticas sociales, propone que las elegantes rusas se pinten los labios con betabel. "Es natural y los productos químicos no entrarán en su cuerpo", recomienda.

"Y nuestras mujeres estarán más bonitas con la ropa interior fabricada en Moscú que en Francia", prosigue, pese a que una ley prohíbe desde febrero las pantaletas de encaje sintéticas para preservar la higiene femenina.

El patriarca Kirill, que dirige la influyente iglesia ortodoxa rusa estima que "durante la crisis, venceremos el mal", pues aquellos que la utilicen para posponer sus deseos de formar una familia, no deberían hacerlo ya que los rusos nunca son ricos.

Para la web de información Gazeta.ru está claro que a ojos del Kremlin, la crisis es una responsabilidad de todos los ciudadanos.

"La cuestión es saber si todos los que apoyan con entusiasmo la anexión de Crimea están dispuestos a pagar con una caída brusca de su nivel de vida", se pregunta la web.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Muchos rusos parecen resignarse a la crisis, como Tatiana Khrolenko, de 75 años, que dice estar "dispuesta a utilizar el betabel para pintarse los labios".

"Tenemos que ayudar a Donetsk y a Lugansk", dos repúblicas separatistas prorrusas del este de Ucrania, explica.

Ahora ve
Esta empresa quiere hacer realidad el auto volador en el año 2019
No te pierdas
×