Estafa multimillonaria de una ‘psíquica’ a través del correo

María Duval enganchaba a sus víctimas haciéndoles creer que predecía números de lotería ganadores; enfermos, ancianos, pobres y personas desesperadas pensaban que habían encontrado a una salvadora.
Duval, la mujer detrás del fraude. ✓
maria duval  Duval, la mujer detrás del fraude. ✓  (Foto: CNNMoney)
Blake Ellis y Melanie Hicken
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Es una de las estafas de mayor duración. Cientos de millones de dólares robados de algunas de las personas más vulnerables del mundo –los enfermos, los ancianos, los pobres—, quienes pensaban que habían encontrado a una salvadora en la misteriosa mujer llamada María Duval.

Con millones de personas afectadas desde Estados Unidos hasta Japón, los investigadores federales dicen sería difícil encontrar otro caso de fraude al consumidor que haya afectado a tantas personas.

Dado que el supuesto fraude por correo postal empezó hace alrededor de 20 años, una lista de agencias gubernamentales en todo el mundo —incluyendo al Departamento de Justicia de EU, las autoridades británicas, investigadores de fraude canadienses y funcionarios de protección al consumidor australianos— han buscado poner un fin al ardid.

Pero de alguna manera, ha continuado por décadas.

Todo se centra alrededor de una misteriosa psíquica francesa llamada María Duval. En cartas, entrevistas y videos en línea, Duval dice que ha tenido visiones del mundo explotando y los humanos viviendo en el espacio. Ella asegura haber predicho acertadamente resultados electorales, números de lotería ganadores y ha ayudado a la policía a investigar crímenes.

Y millones de personas se han convencido por sus cartas “personalizadas” de que ella puede ayudarlos también.

Lee: El fin del mundo, un tema sobre el que muchos se han pronunciado

Sus víctimas se encuentran alrededor del mundo, pero todos tienen una cosa en común: desesperación. Son personas de la tercera edad que sufren de enfermedades debilitantes, deudores sufriendo por salir adelante e incluso familias enfrentándose a vivir en la calle.

El fraude es increíblemente simple: la gente recibe cartas prometiéndoles que la guía psíquica y los talismanes de la clarividente francesa María Duval son el secreto para cambiar sus vidas. Lo único que necesitan hacer es enviar dinero.

Las víctimas del fraude se convencen rápidamente de que Duval puede ayudarles a conseguir enormes cantidades de dinero, encontrar el éxito profesional y superar problemas terribles de salud.

Los inspectores de correo estadounidenses dicen que Duval está en el centro de uno de los casos más grandes de fraude por correo en la historia –el cual ha obtenido más de 200 millones de dólares tan sólo en Estados Unidos y Canadá.

Algunos investigadores alrededor del mundo cuestionan si Duval de hecho existe o si ella es la creación de unos artistas de la decepción. Pero para las víctimas del fraude, María Duval es increíblemente real.

Y sus historias de terror muestran qué tan despiadado es realmente este engaño.

“Algo me dice que puedo confiar en ti”

Muchas víctimas han escrito largas cartas en respuesta a los correos de Duval, hablándole de sus sueños y temores.

“Ya estoy pensando qué haría con todo ese dinero”, escribió una víctima en una carta que fue recuperada por el Gobierno estadounidense.

“Mi esposa ya no tendría que trabajar y manejaría un auto más nuevo. Yo también. Podríamos instalar aire acondicionado en  nuestra casa”. Y en una nota escrita al final de la carta: “¡Casi lo olvido! Una gran parte de este dinero irá al banco”.

 “Clare solía ser una niña feliz”

No es de extrañarse que muchas víctimas se sientan tan cercanas a Duval que se obsesionen. Un artículo de Evening Chronicle reportó que una niña de 17 años del Reino Unido fue encontrada muerta en un río en 1998 con una carta de Duval en su bolsillo.

Su madre le dijo al periódico que su hija se había estado comunicando con Duval por semanas antes de su muerte. “Clare solía ser una niña feliz, pero todo se fue abajo al involucrarse en todo esto”.

“No podía comer o dormir”

En algunos casos, las cartas de Duval han tomado tonos más amenazantes –sugiriendo que la mala fortuna esperaba a quienes la ignoraban. En 1997, una mujer dijo al periódico Scottish Daily Record & Sunday Mail que estaba aterrorizada de lo que le podría pasar si no enviaba dinero.

“Cuando le escribí para decirle que no tenía ese tipo de dinero, las cartas se volvieron aún más atemorizantes”, dijo en ese entonces.

“Estaba tan asustada que no podía comer o dormir pensando en que me caería más mala suerte. Estaba convencida de que necesitaría otra cirugía al corazón y que esta vez no sobreviviría”.

 “Estaba desesperada por algo de esperanza”

Una mujer de Michigan escribió en una queja en línea que las cartas de Duval llegaron a ella en unos de sus peores días –tras separarse de su esposo, ver a su hijo unirse a la milicia y perder su empleo.

“Este fraude destruyó cualquier fragmento de esperanza que tenía en la bondad o los milagros que podrían suceder, y me llevó a mi límite”, escribió. “¡Felicidades! Atraparon a otra débil”.

“Ahora está en quiebra y a merced del Estado”

Un residente de Milwaukee escribió en línea sobre su suegro de 96 años que se negó a creer que las cartas de Duval eran un fraude e incluso trató de enviar un pago en efectivo después de que su familia cerrara su cuenta bancaria. “Está tan desesperado por dinero que pone toda su esperanza en ello”.

“Vivo de la seguridad social”

Una viuda de 82 años de Oregón dijo que lamentaba el día en que mandó dinero por primera vez a Duval. Incluso después de darse cuenta de que era un engaño, ella escribió en una queja en línea que seguían obteniendo dinero de su cuenta de cheques.

“Vivo de la seguridad social, así que no tengo mucho dinero. ¿Alguien me puede ayudar?”, escribió en el 2009.

“Estoy en la calle y tengo 5,000 dólares de deudas”

Un residente de Utah dijo que terminó en peor estado financiero tras mandar su dinero a Duval.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

“Todo lo que ella quería de mí era mi dinero. Ahora estoy en la calle y con 5,000 dólares en deudas”, escribió esta persona en una queja en línea. “Necesito cuidados dentales y no tengo para pagar”.

 

Ahora ve
Las FARC entregan a la ONU las últimas armas que tenían en su poder
No te pierdas
×