¿Las drogas influyeron en la Biblia?

Un nuevo estudio afirma que el descenso de Moisés del Monte Sinaí fue presenciado por gente dro las personas pudieron alucinar luces y ruidos después de ingerir plantas psicoactivas del desie
Benny Shanon cree que los israelíes consumían plantas para a  (Foto: )
JERUSALÉN (CNN) -

Los israelíes mencionados en la Biblia pudieron haber estado drogados con una planta alucinógena cuando Moisés bajó del Monte Sinaí con la tabla de los Diez Mandamientos, de acuerdo a un nuevo estudio realizado por un profesor de psicología israelí.

En una nota para el diario británico Time and Mind, Benny Shanon de la Universidad Hebrea de Jerusalén dijo que dos plantas halladas en el desierto Sinaí contienen las mismas moléculas psicoactivas que aquellas con las que se prepara el poderoso brebaje alucinógeno amazónico ayahuasca.

El trueno, el relámpago y el sonido de una trompeta que el Libro del Éxodo dice que emanaron del Monte Sinaí podrían haber sido sólo el producto de la imaginación de gente en un "estado de conciencia alterado," según la hipótesis de Shanon.

"En formas avanzadas del consumo de ayahuasca, la visión de luz es acompañada de profundos sentimientos religiosos y espirituales," escribió Shanon.

"En estas ocasiones, uno a menudo siente que está viendo la luz, que está encontrando la tierra de todos los seres (...) muchos identifican a esta energía con Dios," agregó.

Shanon indicó que estaba familiarizado con los efectos de la planta ayahuasca, luego de haber "consumido la (...) infusión unas 160 veces en diversas localidades y contextos."

Dijo que una de las plantas psicoactivas, harmal, encontrada en el Sinaí y otras partes de Oriente Medio, ha sido considerada por largo tiempo por los judíos de la región como poseedora de poderes mágicos y curativos.

Algunos estudiosos de la Biblia no estaban impresionados. El rabino ortodoxo Yuval Sherlow dijo a Radio Israel: "La Biblia está intentando comunicar un evento muy profundo. No debemos temer por el destino del personaje bíblico de Moisés, sino por el destino de la ciencia."

Ahora ve
No te pierdas