Blindan motel de paso en Monterrey

Los visitantes gozarán de camas cubiertas con plástico rojo, espejos y tubos tras capas de acer a los dueños se les ocurrió la idea luego de que huéspedes de moteles vecinos fueron secuestrad
Interior del motel El Trueno (Reuters).
MONTERREY (CNN) -

Un motel en el norte de México está colocando puertas de acero en sus habitaciones para proteger de secuestros y balaceras a sus huéspedes, en medio de una escalada de violencia por una guerra entre cárteles de la droga.

Propietarios del rancho El Trueno empezaron a fortificar el motel, ubicado frente a la carretera cerca de Monterrey, hace un año, pero decidieron proteger las 35 habitaciones debido a que los asesinatos relacionados con el narcotráfico han recrudecido en el área en los últimos meses.

Decorados con camas cubiertas con plástico rojo imitación piel, paredes forradas de espejos y tubos para hacer "striptease", los cuartos están resguardados entre rejas de acero de unos 4 centímetros de grueso y algunos ya cuentan con puertas blindadas.

"Queremos que la genta venga a divertirse y sentirse segura. Recibimos parejas, grupos grandes. Los fines de semana estamos llenos", dijo Emilio Massa, gerente del hotel.

Massa dijo que a los dueños se les ocurrió la idea después de que huéspedes de moteles vecinos fueron secuestrados y baleados.

"¿Vienen narcos? Pues nunca se sabe, ¿Verdad?", dijo Massa con el sonido de las máquinas cortando el acero para las puertas a sus espaldas.

El Trueno cobra 150 pesos (unos 14 dólares) por tres horas o 400 pesos (unos 37 dólares) por una noche. Tiene también un enorme salón con piscina, palmeras, sauna y pantallas de vídeo.

"Tenemos reservaciones para el salón con semanas de anterioridad", dijo Massa.

En la mayoría de los moteles de paso en el norte de México, los huéspedes conducen sus automóviles hasta un estacionamiento cubierto y cierran una cortina de plástico detrás de sus coches antes de entrar a sus habitaciones.

Pero Massa dijo que los huéspedes necesitan más seguridad que eso.

"La violencia es terrible. Encontramos un muerto aquí a unos metros hace un par de días", señaló.

En Monterrey, este año han muerto al menos 70 personas en hechos violentos relacionados con drogas por parte de una coalición de cárteles liderada por el hombre más buscado de México, Joaquín "El Chapo" Guzmán, que pelean por el control de rutas para el tráfico de drogas en manos del Cártel del Golfo.

En todo el país han muerto unas 1,000 personas en hechos violentos relacionados con el narcotráfico en lo que va del año y una campaña con miles de policías y soldados no ha podido detener la violencia.

Ahora ve
No te pierdas