Castro se vuelve un bloguero

El ex presidente cubano publica sus opiniones a través de la página oficial Cubadebate; sus reflexiones fijan su postura sobre asuntos políticos, pero también se refieren su vida pers
Los textos de Castro en la Web son también publicados por el
LA HABANA (CNN) -

El ex presidente cubano Fidel Castro cumplirá el jueves dos años enfermo y alejado del poder, pero convertido en el bloguero más influyente de la isla.

Castro, que cumplirá 82 años en agosto, fija desde la página oficial Cubadebate su posición sobre asuntos domésticos e internacionales, anticipándose a veces al Gobierno presidido desde febrero por su hermano Raúl.

"No deseo molestar, pero vivo y pienso", escribió en junio.

"Escribo porque sigo luchando y lo hago en nombre de las convicciones que defendí toda mi vida", explicó al otro día.

Sus ensayos -105 en los últimos 12 meses- son reproducidos después por Granma, el diario del gobernante Partido Comunista.

Además de ser una prueba de vida, los textos disminuyeron la incertidumbre sobre la enfermedad que lo obligó a transferir el poder a su hermano menor el 31 de julio del 2006.

"Nuestro Comandante está vivo y firme, con un cerebro muy claro", asegura Maximino del Pozo, un músico de 67 años en un poblado de la Sierra Maestra, en el extremo oriental de Cuba, donde Castro se alzó en armas hace más de medio siglo.

Fidel Castro lo mismo utiliza sus columnas para criticar al candidato republicando a la Casa Blanca, John McCain, que para advertir sobre la crisis alimentaria o analizar el conflicto de las dos Coreas.

"Los escritos que Fidel Castro cuelga semanalmente en la red tienen mucho en común con los blogs", dice Moisés Naim, director de la revista Foreign Policy.

"Comenta noticias, discute eventos que le irritan o alegran, a veces escribe de cosas que sólo le interesan a él y elogia a sus amigos y critica a sus adversarios", añadió.

A diferencia de otros blogs, Cubadebate no incluye comentarios de los lectores.

Pero, igual que las bitácoras, recoge escenas íntimas en la vida de Castro, siempre rodeada de secreto.

A comienzos de julio describió con detalles una visita de su amigo el escritor colombiano Gabriel García Márquez y su esposa.

"Ellos almorzaron lo suyo y por mi parte cumplí la dieta disciplinadamente, sin salirme un ápice, no para añadir años a la vida, sino productividad a las horas", escribió.

Aunque oficialmente es ahora el "Compañero Fidel", para sus partidarios continúa siendo el "Comandante en Jefe", título al que renunció en febrero pasado junto con la reelección.

En un discurso pronunciado el sábado bajo una enorme foto de su hermano en su uniforme verde olivo, Raúl se refirió a él como el "Jefe de la revolución".

Castro, que retiene la jefatura del Partido Comunista, no ha sido visto en público en dos años. Sus últimas imágenes grabadas fueron exhibidas a mediados de junio.

Recuperación

Desde el lugar no revelado donde convalece, Castro revisa los discursos de su hermano y es consultado sobre los grandes asuntos de Estado.

Desde que asumió hace dos años el poder de forma interina, Raúl Castro ha tomado pequeñas medidas para mejorar, dijo, la calidad de vida de los cubanos.

Promovió a un debate nacional sobre los problemas del país, ofreció tierras ociosas a los agricultores y liberó la venta de celulares y computadoras.

Los observadores discuten si la recuperación de Fidel Castro está frenando las modestas reformas emprendidas por su hermano.

En un discurso pronunciado el sábado en la ciudad de Santiago de Cuba, el presidente no mencionó más reformas y pronosticó, en cambio, tiempos difíciles debido a la crisis internacional.

"Fidel Castro ha incrementado su presidencia pública, lo que recorta inevitablemente la autoridad de Raúl", dijo Dan Erikson, un experto del Inter-American Dialogue en Washington.

Para Julia Sweig, del Council on Foreign Relations, puede que Castro esté "ralentizando un poco las cosas", pero incluso en su ausencia habría igual otros obstáculos a las reformas.

Castro rechazó en junio como "hipócrita" el levantamiento de las sanciones diplomáticas de la Unión Europea, una condición del Gobierno de su hermano para retomar el diálogo con Bruselas.

Al día siguiente aclaró que no es jefe de ninguna "fracción" ni hay "pugnas" dentro del Partido Comunista.

"Hasta que Fidel no desaparezca de la escena, Raúl no será el protagonista único", opinó Damián Fernández, director del Cuban Research Institute en la Florida International University.

Ahora ve
No te pierdas