Científico hace descubrimiento por error

En el 2004 el investigador surcoreano se atribuyó falsamente la clonación de un embrión humano; la revista Cell Stem Cell dijo que el hallazgo real fue lograrlo mediante la partenogénesis.
El primer ensayo científico sobre el desarrollo se presentó  (Foto: )
NUEVA YORK (AP) -

El científico surcoreano caído en desgracia por atribuirse falsamente la clonación de células troncales había hecho en realidad un gran hallazgo, aunque no el que promocionó, según un nuevo análisis.

Un nuevo estudio indica que Hwang Woo-suk y su equipo lograron producir células troncales, pero no mediante una clonación, como dijeron, sino a través de un proceso diferente llamado partenogénesis, que es la reproducción asexual por hembras que no han sido fecundadas.

Eso es en sí mismo un gran logro.

En el 2004, Hwang y sus colegas de la Universidad Nacional de Seúl acapararon titulares en la prensa de todo el mundo cuando anunciaron que habían producido un embrión humano mediante una clonación y que habían recuperado células troncales de ese embrión.

Dos años después, un panel de su propia universidad determinó que todo era un fraude, que las células troncales no fueron reproducidas mediante una clonación y que lo más probable es que fuesen producto de una partenogénesis.

En ese proceso, un óvulo fertilizado es estimulado para que comience a dividirse como si se hubiese unido con esperma. Se desarrolla bajo el control de su propio ADN. Algunas especies, como los tiburones, pueden reproducirse de este modo. Los óvulos de los humanos no pueden desarrollarse lo suficiente como para producir un bebé.

En las clonaciones, el ADN del óvulo es eliminado y reemplazado con material genético de una persona. Luego se lo estimula como en la partenogénesis, pero se desarrolla bajo el control del ADN del donante.

Durante mucho tiempo los científicos trataron de producir células troncales usando este método. Igual que con las clonaciones, la partenogénesis puede producir células troncales con componentes genéticos idénticos a los de una persona, en este caso, la mujer que donó el óvulo. Esto puede ayudar a estudiar la biología básica de enfermedades e incluso en la creación de tejidos para tratamientos de transplantes.

El primer ensayo científico reportando poblaciones estables de células troncales humanas obtenidas mediante partenogénesis apareció hace sólo un mes.

Pero en artículo difundido el jueves en su portal digital por la revista Cell Stem Cell, un equipo internacional de científicos dice que Hwang y sus colegas habían dado ese paso en el 2004.

Hwang y sus colegas habían dicho que no podrían descartar la posibilidad de una partenogénesis, pero insistieron en que la evidencia disponible indicaba que habían hecho una clonación.

¿Qué pasó, fue un error o mintieron a sabiendas?

Kent Vrana, científico de la Universidad Estatal de Pensilvania que estudia la partenogénesis, dijo que es posible que los científicos coreanos no se hayan dado cuenta de lo que habían hecho realmente porque manipularon una cantidad de óvulos en un experimento muy complicado.

Uno de los autores de la nueva evaluación del trabajo del equipo de Hwang, George Daley, del Hospital Pediátrico de Boston y del Instituto de Células Troncales de Harvard, y quien visitó el laboratorio de Hwang antes de que estallase el escándalo, afirmó: ''No sé qué pudo haber pasado. Este es uno de esos interrogantes curiosos y provocativos que puede pasar a la historia sin que haya una respuesta''.

Ahora ve
No te pierdas