Ver a Obama cuesta miles de dólares

Los asientos para la ceremonia de juramento del nuevo presidente de EU se venden en 10,000 dls; sitios de subastas como eBay ya están negociando con las entradas que se supone son gratuitas.
Departamentos en Washington son rentados para gente que quie
WASHINGTON (CNN) -

¿Cuánto pagaría por un asiento en primera fila ante la historia?

Las entradas para la ceremonia de juramento de Barack Obama, quien se convertirá en el primer presidente negro de Estados Unidos el 20 de enero, ya son anunciadas en miles de dólares.

Sólo hay un problema: las entradas no están disponibles al público, al menos no todavía. Serán entregadas sólo una semana antes de la ceremonia, dijo la Comisión Conjunta del Congreso sobre Ceremonias de Investidura.

La comisión está furiosa por la venta de entradas en el sitio de subastas en Internet eBay y otros lugares, debido a que se supone que son gratuitas. Un senador incluso está preparando una ley que prohíba su venta.

La portavoz de eBay Nichola Sharpe dijo que funcionarios del sitio de subastas se reunieron con miembros de la comisión el miércoles para retirar todos los anuncios de venta de entradas para la ceremonia de investidura.

Actualmente hay dos entradas a la venta en eBay con un precio inicial de 10,000 dólares, mientras que el sitio de venta de entradas en Internet stubhub.com, una filial de eBay, y stagefront.com las ofrecen con precios entre 1,400 y 2,350 dólares.

Se espera que cientos de miles de personas visiten Washington para ver a Obama rendir el juramento de toma de posesión de la presidencia en las escalinatas del Capitolio de Estados Unidos y que hable ante el país después de una de las más prolongadas campañas presidenciales de la historia.

Los organizadores dicen que existe un entusiasmo sin precedentes por la ceremonia en sí, así como las fiestas y reuniones que se realizarán en Washington durante esos días.

Unas 240,000 entradas serán distribuidas a través de las oficinas de los congresistas y senadores estadounidenses para la ceremonia de investidura. Muchas serán entregadas sólo el día antes, para minimizar la posibilidad de venta y por motivos de seguridad.

La senadora por California Dianne Feinstein planea presentar una ley durante la próxima semana para hacer ilegal la venta de esas entradas, dijo un colaborador, aunque aún no ha dicho cómo se vigilaría su cumplimiento.

Danny Matta, dueño del sitio de venta de entradas en Internet greatseats.com, criticó el plan de Feinstein y dijo que era un ataque contra el capitalismo.

"Esto es Estados Unidos. Si alguien tiene una entrada y la quiere vender, ¿Por qué se lo deberíamos prohibir? No estamos hablando sobre armas o drogas ilegales", afirmó.

La mayoría de las piezas de los hoteles de la capital ya están reservadas, algunas ofrecen paquetes especiales de investidura que cuestan 100,000 dólares y más, mientras unos residentes arrendarán sus casas o departamentos por cifras astronómicas durante esa semana.

En el exclusivo barrio de Georgetown, un departamento de un dormitorio está en arriendo por 8.000 dólares, mientras que una casa de seis habitaciones en los suburbios de Virginia cuesta 25,000 dólares.

 

Ahora ve
No te pierdas