Daña a salud vivir cerca de aeropuertos

Las personas que padecen de este caso pueden tener problemas con la presión sanguínea; expertos dijeron que la situación podría agravarse con daños cerebrales y cardiovasculares.
El ruido que provocan los aviones genera daños a la salud de
LONDRES (CNN) -

Vivir cerca de una terminal aérea no sólo es irritante, sino también poco saludable, señaló un grupo de investigadores.

Un estudio mostró que el elevado ruido eleva instantáneamente la presión sanguínea de una persona mientras duerme. Cuanto mayor es el ruido, más aumenta la presión arterial de una persona, un hallazgo que sugiere que las personas que habitan cerca de aeropuertos correrían más riesgo de desarrollar problemas de salud, dijo Lars Jarup, quien dirigió el estudio financiado por la Comisión Europea.

"Vivir cerca de aeropuertos, donde se tiene exposición nocturna al ruido de las aeronaves, es un tema importante", dijo Jarup, investigador de salud de ambiental de la University of Glasgow.

"El motivo por el que investigamos los aeropuertos es porque no había estudios que hayan observado los problemas específicos del ruido de los aviones", añadió.

La presión sanguínea elevada puede producir accidentes cerebrovasculares, insuficiencia cardíaca, ataques al corazón y problemas renales. La condición afecta a más de 1,000 millones de adultos en todo el mundo.

El equipo de investigadores demostró que las personas que viven al menos cinco años cerca de un aeropuerto muy transitado y debajo de una ruta aérea tienen más riesgo de desarrollar presión arterial elevada crónica, también conocida como hipertensión, que quienes habitan en lugares más tranquilos.

El estudio sobre casi 5,000 personas reveló que un incremento de 10 decibeles en el ruido de los aviones durante la noche elevaba el riesgo de aumento de la presión en un 14%, tanto en hombres como en mujeres.

"Sabemos que el ruido del tráfico aéreo puede ser una fuente de irritabilidad, pero nuestra investigación indica que también puede dañar la salud de una persona, lo cual es particularmente importante dados los planes de expandir los aeropuertos internacionales", expresó Jarup.

En el estudio de cuatro años de duración, publicado en European Heart Journal, los expertos midieron la presión arterial de 140 voluntarios cada 15 minutos, mientras dormían en sus hogares, cerca de la terminal aérea de Heathrow, en Londres, y de otros tres importantes aeropuertos europeos.

La terminal de Heathrow es una de las más transitadas del mundo.

El nivel de decibeles, y no la fuente del ruido, fue el factor clave, aunque los aviones tuvieron el impacto más significativo, dijo Jarup.

Según los investigadores, el mayor problema se relaciona con el tráfico aéreo nocturno.

Ahora ve
No te pierdas