El amor te deja 'ciego'

Si sientes que amas a tu pareja, lo más probable es que tengas una 'venda en los ojos'; un estudio descubrió que las personas enamoradas prestan menos atención a gente atractiva.
A las personas enamoradas les cuesta más trabajo recordar lo
WASHINGTON (CNN) -

El amor es realmente ciego, al menos cuando se trata de mirar a otros, según un grupo de investigadores estadounidenses.

Estudiantes universitarios que dijeron estar enamorados tendían a prestar menor atención a otros hombres y mujeres atractivos, determinó un estudio de un equipo de investigadores de la University of California de Los Angeles y la página de internet de citas eHarmony.

"Sentir amor por tu pareja parece hacer a todos los demás menos atractivos, y la emoción parece funcionar de formas muy específicas al permitir sacarte de la cabeza los pensamientos sobre esas tentaciones," explicó Gian Gonzaga de eHarmony, cuyo estudio fue publicado en la revista Evolution and Human Behaviour.

"Es casi como si el amor pusiera una venda en los ojos de la gente," añadió Martie Haselton, profesor asociado de psicología y estudios de comunicación en la UCLA.

Gonzaga y Haselton pidieron a 120 estudiantes heterosexuales comprometidos en relaciones de pareja que examinaran fotografías de personas atractivas del sexo opuesto, provenientes de la página web "Hot or Not."

A los voluntarios se les pidió que escogieran las imágenes más atractivas y que escribieran un ensayo sobre su pareja actual o un tema de su elección.

Mientras escribían, se pidió a los estudiantes que se olvidaran de las "bellezas" de la página, pero que pusieran una marca en el margen si pensaban en las fotos atractivas.

Los voluntarios que escribieron sobre sus parejas tenían seis veces menos probabilidades de admitir que estaban pensando en los desconocidos atractivos que los voluntarios que escribieron sobre temas al azar.

Y después se les pidió que recordaran a la gente guapa de las imágenes, y los estudiantes que habían escrito sobre sus amantes recordaban menos detalles sobre la apariencia física de los extraños.

"Esta gente podía recordar el color de una camiseta o si la foto se había tomado en Nueva York, pero no recordaba nada tentador sobre la otra persona," indicó Gonzaga.

"No es como si su memoria en general se viera reducida, es como si hubieran decidido sacar del plano cosas que podrían hacerles pensar sobre lo atractiva que es la alternativa," agregó.

Ahora ve
No te pierdas