Hija del 'padrino' se casa en Corleone

La hija de un ex líder de la mafia celebró su boda en la ciudad conocida por el filme 'El Padri el padre de la novia, Salvatore â??Totoâ?? Riina, no pudo asistir porque cumple su sentencia en
La mafia italiana celebró el matrimonio al estilo de la famo
ROMA (CNN) -

Cuando la hija de Don Corleone se casó en la película "El Padrino" (The Godfather) los invitados besaron la mano de jefe de la mafia y él dispensó favores, incapaz de rechazar un pedido en el día del matrimonio de su pequeña.

El paralelo en la vida real tuvo lugar en Corleone, la ciudad siciliana que se hizo famosa por la película, aunque el ex "jefe de jefes" de la mafia, Salvatore 'Toto' Riina, pudo sólo leer sobre la boda en los periódicos del jueves desde dentro de la prisión.

Lucia Riina, su hija de 28 años, se casó el miércoles y, ante la ausencia de su padre, fue entregada por su hermano, Giuseppe.

Aparte de su padre, tampoco pudieron asistir otros miembros de la familia extendida de Lucia, incluyendo su hermano Gianni y su tío Leoluca Bagarella, quienes también fueron jefes de la mafia y están tras las rejas.

"Nuestros pensamientos van para aquellos que no pudieron estar aquí", dijo el novio, Vincenco Bellomo, a los invitados, según reportes en periódicos italianos.

Giuseppe, quien salió de la cárcel en febrero tras cumplir una condena por crímenes de la mafia, también agradeció a su padre, cuyo sobrenombre en la mafia era "la Bestia", por su crueldad.

"Deberían estar pagando por los derechos (de los medios)", bromeó Giuseppe a periodistas, de acuerdo al periódico La Repubblica.

La boda, que tuvo lugar en una iglesia en Corleone, atrajo a los medios y causó conmoción entre las víctimas de la mafia.

"Quienquiera que se case con ellos se convierte en un cómplice", apuntó a La Repubblica Sonia Alfano, hija de un periodista siciliano asesinado por la mafia.

"Los recién casados nunca se disociaron de los bárbaros mafiosos, sino que en cambio les agradecieron", agregó.

El alcalde de Corleone, Antonino Iannazzo, fue neutral, y describió a la pareja como "dos ciudadanos particulares" que siguieron las normas para casarse públicamente y que deberían ser respetados.

El arresto de Salvatore Riina, en 1993, tras cerca de un cuarto de siglo, puso fin a un violento dominio, dramatizado por los asesinatos, en 1992, de los magistrados "anti mafia" Giovanni Falcone y Paolo Borsellino.

Ahora ve
No te pierdas