Mujeres árabes quieren tomar el volante

Un grupo en Arabia Saudita pidó al rey Abdullah II la autorización para poder conducir; el país árabe es el único del mundo donde las mujeres no pueden manejar, incluso las extranjera
La petición de las mujeres para poder manejar ha sido consid
MADRID (Notimex) -

Un grupo de mujeres de Arabia Saudita  pidió por primera vez en la historia del país musulmán una autorización formal al rey Abdullah II para que les permita conducir un automóvil, algo que hasta ahora sólo pueden hacer los hombres.

La solicitud fue presentada por el Comité del Derecho de las Mujeres a Manejar Automóviles, integrado por decenas de integrantes que confían en que el rey reciba su petición antes del Día Nacional, que se conmemorará el domingo próximo.

En Arabia Saudita, el único país del mundo donde las mujeres tienen prohibido manejar, incluso las extranjeras, el tema ha causado gran controversia y el rechazo tanto en hombres como en mujeres, que consideran la petición una rebelión contra las leyes islámicas.

Las promotoras de la solicitud la consideran un derecho y aseguran que el tema no es una cuestión religiosa, ni política, sino un asunto social, que sólo busca mejorar las condiciones de las féminas, según informe de prensa conocidos en esta capital.

Ante la prohibición, las mujeres se ven obligadas a depender de sus padres, hermanos, otros familiares e incluso contratar un chofer particular para trasladarse a la escuelas, el médico o ir de compras en un automóvil.

Por décadas las sauditas se habían resignado a no manejar, pero en 1990 un grupo de 47 mujeres tomó los vehículos de sus maridos y padres y los condujo hasta el centro de la capital Ryad para exigir acabar con la prohibición.

La protesta provocó que por ley las mujeres no manejaran, mientras que las participantes fueron encarceladas y expulsadas de su trabajo, además de que tuvieron que soportar maltratos y críticas sociales.

Pese a ese fracaso, el tema fue retomado hace dos años por Mohammed al Zulfa, un miembro del Consejo Consultivo, quien pidió a sus colegas examinar la posibilidad de permitir que las féminas de más de 35 años de edad puedan manejar.

La propuesta de Al Zulfa, que contemplaba autorizar a las sauditas conducir solas por las calles de las capital y las principales ciudades, y en carretera sólo si eran acompañadas por un hombre, fue rechazada de tajo por el Consejo.

La solicitud generó gran controversia entre la población que incluso se exigió que Al Zulfa fuera destituido del Consejo y se le despojara de la ciudadanía saudita, por alentar a las mujeres a cometer el pecado de querer ser como los hombres.

Ante los infructuosos resultados es casi seguro que esta nueva solicitud sea rechazada, aunque el Comité del Derecho de las Mujeres a Manejar Automóviles confía en que ahora si tenga éxito y que el monarca les de la aprobación.


Ahora ve
No te pierdas