Por las nubes, entradas al Super Bowl

El precio de un boleto en reventa para estar en el juego este fin de semana llega a 19,446 dóla esta cantidad podría ser una de las más altas en la historia por presenciar el Super Tazón.
Los precios de los boletos para el partido del 3 de febrero  (Foto: )
NUEVA YORK (AP) -

Los fanáticos de los Gigantes y los Patriotas están pagando precios astronómicos por entradas al Super Bowl en Glendale, Arizona, y la suma en dólares de las entradas revendidas podría ser la más alta de la historia, según empresas de venta.

Los precios de entradas al partido del 3 de febrero van de 2,450 a 19,446 dólares en StubHub, una subsidiaria de eBay Inc. y el más grande revendedor a través de Internet. Directivos de la firma dicen que el precio promedio es de 4,300 dólares para entradas cuyos precios originales fijados por la NFL son de 700 ó 900 dólares.

''Parece que nuestro valor nominal es muy bajo de acuerdo con la demanda y lo que la gente está dispuesta a pagar'', dijo el vocero de la NFL Brian McCarthy, quien parece aceptar con resignación el hecho de que la liga es incapaz de detener la muy rentable reventa de entradas.

Desde que varios estados derogaron leyes que prohibían la reventa y muchos compradores parecen inmunes a los altos precios, las empresas los están aprovechando en grande. TicketsNow, uno de los competidores de de StubHub, será adquirido en 265 millones de dólares por la multinacional Ticketmaster, que pertenece a IAC/InterActiveCorp, el conglomerado con sede en Nueva York del magnate de la comunicación Barry Diller.

Para el revendedor, el riesgo económico de no vender una entrada es bajo, ya que tanto los compradores como los vendedores deben pagar una comisión de entre el 10 y 15%.

El partido entre los Gigantes de Nueva York y los Patriotas de Nueva Inglaterra es un choque entre equipos del frío noreste con un gran mercado. Se pronostica para ese día una temperatura máxima de 20 grados centígrados. Pero no importa, porque jugarán bajo techo en el estadio de la Universidad de Phoenix, el de los Cardenales de Arizona, cuya capacidad habitual de 63,400 será expandida a 75,000 para el Super Bowl.

La NFL vendió el 25.2% de las entradas y distribuyó 17.5% cada uno a los Gigantes y los Patriotas para venta a los abonados a la temporada. Los Cardenales tuvieron el 5% y cada uno de los 29 equipos restantes de la NFL el 1.2%.

McCarthy, el vocero de la NFL, dijo que los entrenadores, jugadores y directivos de los equipos saben que se les multará si se descubre que revendieron entradas adquiridas valor nominal. El presidente de los Vikings de Minnesota, Mike Tice, tuvo que pagar una multa de 100,000 dólares en 2005 y dos colaboradores suyos pagaron 10,000 dólares cada uno.

Pero dada la demanda y lo que la gente está dispuesta a pagar, McCarthy reconoce que ''este año tenemos una tormenta perfecta: la búsqueda de la perfección por los Patriotas, la maravillosa historia de los Gigantes de Nueva York, el lugar agradable en Arizona y fanáticos rabiosos en el mundo entero, todos juntos''.

Ahora ve
No te pierdas