Racismo influye en receta de analgésicos

Las minorías étnicas tienen menos probabilidades de recibir un analgésico que los blancos; es el resultado de un análisis que incluyó 150,000 visitas en 13 años a salas de emergencia en
Los médicos creen que los pacientes de minorías podrían ment  (Foto: )
CHICAGO (AP) -

Los médicos de las salas de emergencia están recetando analgésicos fuertes con mayor frecuencia a los pacientes que se quejan de dolores, pero las minorías tienen menos probabilidad de recibirlos que los blancos, según un nuevo estudio.

Aun para el dolor intenso de los cálculos renales, a las minorías se les recetaron narcóticos como oxycodone y morfina con menor frecuencia que a los blancos.

El análisis de los informes de 150,000 visitas a salas de emergencia a lo largo de 13 años halló diferencias en las recetas según la raza del paciente tanto en los hospitales urbanos como en los rurales, en todas las regiones de Estados Unidos y para todo tipo de dolor.

''Las brechas entre blancos y no blancos no parecen achicarse de modo alguno'', comentó uno de los autores del estudio, el doctor Mark Pletcher, de la Universidad de California en San Francisco.

El estudio aparece en la edición del miércoles del Journal of the American Medical Association (JAMA). La prescripción de narcóticos para tratar el dolor en las salas de emergencia aumentó durante el estudio, del 23% de los que se quejaron de dolores en 1993 al 37% en el 2005.

El incremento coincidió con el cambio de actitud entre los médicos que ahora consideran el tratamiento del dolor como elemento clave. Los médicos en los hospitales acreditados tienen que preguntar a sus pacientes el dolor que sienten, al igual que revisan signos vitales como la temperatura y el pulso.

Aun con el aumento, las diferencias raciales persistieron. Linda Simoni-Wastila, de la Escuela de Farmacia en la Universidad de Maryland, en Baltimore, dijo que la brecha racial podría revelar las sospechas entre algunos médicos de que los pacientes de minorías podrían abusar de las drogas y mentir sobre el dolor que padecen para recibir narcóticos.

La paradoja, agregó, es que los negros son el grupo que tiene menor probabilidad de abusar de las drogas recetadas. Los hispanos se están acercando a los blancos en el abuso de drogas y estimulantes recetados, según su investigación, no relacionada con el estudio actual.

Los autores del estudio dijeron que los médicos tendían a ver menos indicios de abuso de analgésicos en los pacientes blancos, o que podrían subestimar el dolor denunciado por los pacientes de grupos minoritarios.

El comportamiento de los pacientes podría desempeñar un papel en esta situación, dijo Pletcher. Los pacientes de minorías ''podrían tender a no insistir tanto en quejarse de dolores'', dijo.

Protocolos más estrictos para la prescripción de analgésicos podría zanjar la brecha

Ahora ve
No te pierdas