Rusia rescata a magnate metalúrgico

El gobierno prestará 4,500 mdd al empresario Oleg Deripaska para que pueda pagar sus deudas; Rusia tuvo que salir al rescate de las empresas que se han visto afectadas por la crisis financ
Rusia aprobó 10,000 mdd en créditos gubernamentales para emp
MOSCU (AP) -

El gobierno ruso acordó prestar 4,500 millones de dólares al magnate metalúrgico Oleg Deripaska para que pueda cancelar un crédito que adeuda a un grupo de bancos occidentales, dijeron el jueves los diarios del país.

El banco nacional de desarrollo VEB aprobó casi 10,000 millones de dólares en créditos gubernamentales de rescate a empresas rusas cuyos préstamos en el extranjero están a punto de vencer, pero no mencionó a esas compañías.

El diario financiero ruso Vedomosti indicó que Deripaska figura entre los beneficiarios. La noticia fue confirmada por The Wall Street Journal y el Financial Times, ambos copropietarios del diario ruso. Los mencionaron fuentes no identificadas.

El VEB dijo el jueves que no difundirá por ahora los nombres de las empresas beneficiadas por el erario.

Los industriales más acaudalados de Rusia, llamados oligarcas, encaran una difícil situación después que muchos de ellos contrajeron cuantiosos créditos en los últimos años, utilizando con frecuencia las acciones de sus empresas como garantía real. Cuando se desplomaron las Bolsas de valores rusas en las últimas semanas, sus acreedores comenzaron a exigir que aportaran más garantía reales o podrían perder sus acciones.

La empresa de aluminio de Deripaska, UC Rusal, encara el viernes un plazo para pagar un crédito de 4,500 millones de dólares a 11 bancos occidentales, que amenazaron con liquidar la participación del 25% en el consorcio metalúrgico Norilsk Nickel que guardan en garantía real.

Otros de los beneficiados por los créditos del VEB sería la empresa Alfa Group del magnate Mijaíl Fridman. Vedomosti dijo que el VEB prestó a Alfa Group 2,000 millones de dólares para cancelar la deuda que debe al banco alemán Deutsche Bank y evitar así la pérdida del 44% de su participación en VimpelCom, la segunda empresa rusa de telefonía celular, que puso como garantía real.

Los créditos estatales a Rusal y Alfa Group figurarían entre los primeros créditos girados conforme a un plan gubernamental de rescate por 50,000 millones de dólares que podría alterar el mundo de los grandes negocios rusos.

El VEB no pagará directamente los créditos de las compañías extranjeras y exigirá las mismas participaciones accionarias como garantía real, dijo el diario Vedomosti. Los créditos del banco VEB deberán ser cancelados para fines del 2009.

Ahora ve
No te pierdas