Sarah Jessica Parker lanza línea de ropa

Las nuevas prendas de vestir irán de las tallas 2 a la 20 y tendrán costos accesibles; la línea de ropa de la actriz se venderá bajo la marca Bitten en la cadena Steve & Barry's.
La nueva línea tendrá tallas de la 2 a la 20 (AP).
NUEVA YORK (AP) -

Sarah Jessica Parker se unió a Madonna, Kate Moss, Jennifer López y Ashley Olsen al lanzar su propia línea de ropa, Bitten.

Parker y Steve & Barry's, una cadena conocida por sus económicos precios en ropa para jóvenes, esperan que la línea sobresalga de las demás por su accesibilidad. Mientras otras líneas de famosos se venden por hasta 100 dólares o más la prenda, ninguna de las 500 piezas de la colección Bitten, la primera femenina de Steve & Barry's, supera los 19.98 dólares y las tallas van de la 2 a la 20.

Eso, precisamente, es lo que atrajo a Parker al proyecto.

''Realmente me encantó la idea de hacer moda accesible para toda mujer en este país pese a su posición económica, pese a su talla, su forma o su origen étnico'', declaró la actriz de 42 años el jueves durante el lanzamiento. ''La idea de una democratización de la moda me resultó extremadamente atractiva''.

Parker lució para la ocasión diseños de Bitten que mostraron su énfasis en la sencillez: una camiseta a rayas, una chaqueta de punto gris y pantalones negros.

Wendy Liebmann, presidenta de la compañía de consultoría de mercadeo WSL Strategic Retail en Nueva York, dijo que usar a la estrella de la serie de HBO ''Sex and the City'' como portavoz de la línea fue una decisión acertada porque las consumidoras pueden identificarse con ella.

''Ya sea que esté usando un traje Oscar de la Renta en un anuncio de un perfume o que lleve algo económico de Bitten, (Parker) se luce de cualquier modo'', dijo Liebmann.

La actriz trabajó con dos diseñadores de Steve & Barry's en la creación de la colección, que incluye camisas, vestidos, ropa íntima, jeans, camisetas, trajes de noche, suéteres de cachemira, trajes de baño y otros.

Steve & Barry's logró mantener los costos bajos al no hacer casi publicidad, fabricar su propia ropa y vender en grandes cantidades. La cadena con sede en Port Washington, Nueva York opera 200 tiendas en 33 estados.

Ahora ve
No te pierdas