Trump sabe sortear la recesión de EU

El magnate realizó una venta millonaria de una mansión en Florida a pesar de la crisis inmobili la propiedad la vendió en 100 mdd y él la compró en una subasta por banca rota en 41 mdd en 200
La mansión de dos hectáreas está ubicada frente al mar en Pa
MIAMI, EU (CNN) -

El magnate de los bienes raíces Donald Trump dijo el jueves que las cosas podrían estar mejorando para el mercado inmobiliario estadounidense, luego de que esta semana consiguió vender una mansión en Palm Beach por cerca de 100 millones de dólares.

Trump se adjudicó la propiedad, de dos hectáreas y ubicada frente al mar, en una subasta por banca rota el año 2004 en 41 millones de dólares.

La escritura muestra el precio de venta, obtenido cuatro años después, en 95 millones de dólares, dijo Robert Brody un abogado de West Palm Beach que representó al comprador.

"Quizás es una señal muy positiva", comentó Trump sobre la venta en una entrevista con CNBC. "Es un signo de que quizás las cosas estén mejorando", agregó.

El mercado inmobiliario de Estados Unidos fue del cielo a la tierra en áreas como Miami y Las Vegas, donde la especulación y las flexibles tasas de interés combinadas con otros factores causaron que los precios de las casas se duplicaran o más entre los años 2000 y 2005.

Pero Trump explicó que mercados costosos como Palm Beach continúan resistiendo.

"Palm Beach es un lugar maravilloso. Hace poco una casa fue vendida por 82 millones de dólares y otra en 70 millones. Palm Beach es un lugar muy particular", destacó Trump.

Declaró además que conocía "muy poco" sobre el comprador, pero reportes de prensa lo han identificado como el multimillonario ruso del mercado de los fertilizantes Dmitry Rybolovlev.

Trump dijo que quizás era un poco decepcionante que la propiedad de Palm Beach no hubiese ido a un comprador estadounidense.

El millonario destacó que la mayoría de los compradores estadounidenses que ofrecieron por la propiedad eran amigos personales y conocidos suyos que nunca le devolverían el placer de doblar las ganancias de una inversión de cuatro años.

"Conozco a todos quienes en verdad pueden costearla. Y dicen: 'Sabes, Donald, quiero comprarla y no importa lo que paguemos, pero no te podemos dar tamaño placer", concluyó.

Ahora ve
No te pierdas