¿Encontraron al sucesor de Harry Potter?

El editor que descubrió a la autora J.K. Rowling cree haber encontrado al sustituto del famoso Túneles es un libro con villanos, un mundo perdido y un niño arqueólogo como protagonista.
Túneles podría ser el nuevo éxito editorial. (Reuters)  (Foto: )
LONDRES (CNN) -

El editor que fichó primero a J.K. Rowling cree que puede haber encontrado otro Harry Potter, aunque esta vez es un niño arqueólogo.

En una industria que promociona sus productos con exageración y siempre está buscando el siguiente gran éxito, dos autores desconocidos consiguieron adelantos de 500,000 libras y derechos de pre publicación en 15 idiomas.

Roderick Gordon y Brian Williams firmaron con Chicken House después de que el editor Barry Cunningham localizase una primera versión de su libro "Tunnels" (Túneles), que fue autopublicado.

"Sabía desde la primera página que Harry Potter era mágico. Leyendo 'Tunnels' tuve la misma sensación", dijo Cunningham, que también ha logrado el éxito editorial internacional con los libros para niños de la escritora alemana Cornelia Funke.

"'Tunnels' lo tiene todo: un niño arqueólogo, villanos despiadados, un mundo perdido y un viaje extraordinario al centro de la tierra", añadió sobre un libro que ha despertado interés en la feria internacional de libros infantiles de Bolonia.

Los autores se conocieron en la universidad pero después siguieron carreras diferentes: uno como inversor financiero y el otro como artista.

Se encontraron cuando Gordon se cansó de su empleo en una entidad financiera. Después vendió su casa para financiar la publicación de una edición limitada de "Tunnels".

Cunningham, tras oír hablar de su éxito, fichó a la pareja para una serie de historias de fantasía vista a través de los ojos de un adolescente de 14 años, Will Burrows, y localizadas en un mundo subterráneo debajo de Londres.

Cuando trabajaba con la editora británica Bloomsbury, a mediados de los 90, Cunningham transformó la industria editorial al fichar a J.K. Rowling, cuya saga de Potter vendió más de 325 millones de ejemplares en todo el mundo y convirtió a su autora en la escritora más rica del mundo.

Rowling admitió que "si no fuera por Barry Cunningham, Harry Potter estaría aún languideciendo en un cajón debajo de las escaleras".

 

Ahora ve
No te pierdas