Una hamburguesa… con hoja de afeitar

Una cliente de la cadena Cracker Barrel se cortó la boca con una navaja contenida en el aliment la empresa y su proveedor han retirado las hamburguesas en más de 300 restaurantes de EU.
La mala alimentación también está convirtiendo a México en u
COLUMBIA (AP) -

La cadena Cracker Barrel y un proveedor de hamburguesas investigan la denuncia de una cliente de Carolina del Sur que se cortó la boca con un trozo de metal hallado en la carne molida, lo cual llevó a la cadena a retirar todas las hamburguesas de cientos de restaurantes.

La cadena no confirmó qué tipo de objeto era, pero retiró de más de 300 restaurantes las hamburguesas producidas alrededor de la fecha del incidente que ocurrió en un negocio de Myrtle Beach, dijo Julie Davis, portavoz de la cadena de Lebanon, Tennesí.

“Estamos averiguando exhaustivamente”, destacó Davis. “Hemos tomado el caso con mucha seriedad”, agregó.

Las hamburguesas que son distribuidas congeladas a los restaurantes son preparadas por la empresa Cargill Meat Solutions de Wichita, Kansas, que es la principal proveedora de ese producto para la cadena, indicó Davis.

“Nos esforzamos para reunir información necesaria hacia una conclusión en el asunto”, dijo Mark Klein, portavoz de Cargill. “Nadie debe apresurarse a llegar a ninguna conclusión hasta que concluya la investigación”, recomendó.

La policía de Myrtle Beach dijo que Irene Grann, de 56 años, fue llevada al hospital el sábado en la noche después que comenzó a sangrar de la boca. Se quejó de tener algo atracado en la garganta después de haber mordido parte de una hamburguesa, dijo la policía.

El gerente del restaurante recogió el resto de hamburguesa de la mesa de Grann y dijo a la policía que encontró un trozo de una navaja de afeitar dentro de la carne, según el reporte policial.

Un investigador halló después “otro pedazo de hoja de afeitar casi imperceptible dentro de la carne”, decía el reporte.

A Grann no le aplicaron suturas y esperaba saber si tenía que hacerse más pruebas médicas, dijo su esposo, Mark Grann.

“Parecía un objeto muy afilado”, señaló. “No queremos asustar a nadie. No deseamos que la gente deje de venir a este negocio”, agregó.

Grann dijo que él y su esposa, ambos jubilados, tienen intención de volver dos o tres veces por semana. “Es uno de nuestros lugares favoritos para comer”, comentó.

La cadena Cracker Barrel Old Country Store, que es una subsidiaria de la firma CBRL Group Inc., espera volver a servir hamburguesas nuevamente hacia el final de la semana. La cadena tiene 557 restaurantes en 41 estados.

Ahora ve
No te pierdas