¿Eres aventurero? Es culpa de tu cerebro

Científicos desubrieron la zona cerebral que nos impulsa a probar lo desconocido; este hallazgo explica porqué los consumidores son susceptibles a promociones que ofrecen noveda
La aventura podría traer algunos riesgos en el mundo moderno  (Foto: )
LONDRES (CNN) -

Un grupo de científicos identificó una zona primaria del cerebro que nos hace aventureros, un hallazgo que explicaría por qué algunas personas suelen enamorarse de "lo nuevo" cuando van de compras.

Mediante el uso de controles cerebrales que medían el flujo sanguíneo, investigadores británicos descubrieron que una región del cerebro conocida como estriado ventral estaba más activa cuando las personas elegían objetos inusuales en pruebas controladas.

El estriado ventral está involucrado en el procesamiento de las recompensas en el cerebro, a través de la emisión de neurotransmisores como la dopamina.

Los científicos creen que la existencia de este mecanismo de recompensa indica que hay una ventaja evolutiva al probar lo desconocido.

"Buscar experiencias nuevas y desconocidas es una tendencia conductual fundamental en los humanos y los animales. Tiene sentido probar nuevas opciones si ellas implican ventajas a largo plazo", señaló Bianca Wittmann, del University College de Londres.

Ser osado, no obstante, también acarrea sus riesgos. Algunas elecciones podrían ser peligrosas y, en el mundo moderno, optar por lo nuevo, por ejemplo, haría a los consumidores susceptibles a las promociones del mercado.

El sistema de retroalimentación positivo del cerebro podría además contribuir con el desarrollo de algunos vicios comunes.

"En los humanos, incrementar la búsqueda de novedades jugaría un rol central en las adicciones al juego y a las drogas, que están mediadas por el mal funcionamiento de la emisión de dopamina", expresó Nathaniel Daw, que actualmente trabaja en la New York University y quien también participó en el estudio.

Los resultados de la investigación fueron publicados en la revista Neuron.

Ahora ve
No te pierdas