Se queda sin empleo... y sin novia

Paul Wolfowitz no sólo perdió su trabajo en el Banco Mundial, sino también a su novia Shaha Riz el New York Post reveló que el funcionario, que dejará su cargo el 30 de junio, terminó su rela
El New York Post señaló que Riza podría volver a su antiguo
NUEVA YORK (Notimex) -

El saliente presidente del Banco Mundial (BM), Paul Wolfowitz, no solo habría perdido el empleo sino también a su novia Shaha Riza, en el centro del escándalo que le costó el puesto, publicó hoy el diario New York Post.

El tabloide informó en su popular "Página Seis", dedicada a la crónica social y a cotilleos de famosos, que la tormenta desatada en torno a Wolfowitz por el aumento de sueldo y la promoción que decidió para Riza habría sido precisamente la causa de la ruptura.

New York Post hizo eco de la información del reportero de investigación Wayne Madsen, quien ya publicó algunas exclusivas sobre el caso en su página web (www.waynemadsenreport.com) y asegura que fuentes cercanas a la pareja le han confirmado la ruptura.

Según el diario neoyorquino, Riza, una "brillante feminista con una prometedora carrera diplomática", se enojó mucho por toda la publicidad que tuvo el escándalo. "Estaba furiosa por la embarazosa situación" en la que se vio implicada, dijo una fuente.

Además, agregó, al parecer ella nunca pidió la promoción que le otorgó Wolfowitz y no quería dejar su trabajo en el Banco como encargada de relaciones exteriores para Medio Oriente y el norte de África.

El caso inició cuando Wolfowitz llegó a la presidencia del BM en verano de 2005 y decidió trasladar a su compañera para evitar conflicto de intereses, aunque según una indagación interna con su decisión violó el código ético y el reglamento de la entidad.

La promoción de Riza llevó consigo un aumento de sueldo de hasta 60,000 dólares anuales, rozando los 200,000 dólares, y su traslado al Departamento de Estado estadounidense, aunque siguiera en la nómina del BM.

New York Post señaló que Riza, una tunecina divorciada, podría volver a su antiguo puesto en la institución multilateral, con sede en Washington, una vez que Wolfowitz abandone su despacho el 30 de junio próximo, según el plazo que él mismo fijo en su renuncia.

Ahora ve
No te pierdas