Etanol por petróleo ¿realidad o utopía?

Para 2012, México prevé una demanda mayor a 1 millón de metros cúbicos de este combustible; EcoEnergy ya identificó 6 proyectos, donde varios sectores sueñan con erradicar la pobreza del
Apostar por 10% de este combustible en la gasolina mexicana
Feike de Jong

Ante el paulatino agotamiento de los recursos petroleros en el mundo, el etanol se perfila como el combustible alternativo global. Impulsado por el auge de este producto, gracias al subsidio para su elaboración en EU, y el éxito del modelo de producción de Brasil, en México la Asociación de Secretarios de Desarrollo Económico de los Estados se suma al intento de atraer inversión extranjera a sus entidades.

“Hemos visto interés de varias empresas extranjeras en invertir en este tipo de proyectos”, comenta Mario de la Cruz, presidente de la asociación. “Lo vemos como una gran oportunidad de generar empleo y atraer inversión extranjera”.

Con base en un escenario de la Secretaria de Energía, que prevé una demanda de 1.1 millón de m3 de etanol en México para 2012, apostar por 10% de este combustible en las gasolinas mexicanas ahorraría casi 500 MDD en importaciones de gasolina y otros derivados del petróleo, señala el estudio de varias consultoras internacionales.

Por ello, los secretarios estatales de Desarrollo Económico ven el etanol como una posible solución de la pobreza del campo mexicano.

EcoEnergy, un fondo de inversión en tecnologías de energía limpia, ha ubicado seis proyectos de este tipo, con un valor promedio de 50 MDD. “Estamos siguiendo este mercado con mucho interés”, dice John Paul Moscarella, vicepresidente de la firma.

En el papel, el plan es posible, pero el nudo gordiano es el fomento a la demanda doméstica, pues requiere la coordinación entre distintas áreas de gobierno, inversionistas extranjeros y agricultores. “Cuando se habla de distribución de combustibles, se involucra a Pemex y éste, a su vez, involucra a las secretarías de Hacienda y Energía, a la Semarnat y al Poder Legislativo. Es muy complicado”, explica Mario Marroquín, director general de Industrias Mexstarch, que ya exporta a EU etanol hecho de maíz blanco.

Por eso, De la Cruz se quiere dirigir primero al mercado de exportación. Pero hay otros obstáculos. Para tener economía de escala para producir etanol se requiere de terrenos de al menos 20,000 hectáreas, que por ahora no se han detectado. Además, “tenemos que cuidar que la producción de etanol no derive en precios más altos de alimentos”, comenta.

Por el momento, parece que el etanol todavía tiene un largo camino por recorrer antes de rescatar el campo mexicano.

Ahora ve
No te pierdas