Empleados pierden con la reforma fiscal

Los perdedores con el nuevo régimen serán los trabajadores, ya que dejarán de percibir 53,000 m los ganadores son los abogados, contadores, partidos políticos y algunas entidades federativas.
Los trabajadores tendrán menos dinero para consumir (Dreamst
Verónica Galán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los empleados serán los grandes perdedores de los cambios tributarios que entrarán en vigor el próximo año, ya que por el nuevo Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU) acabarán pagando cerca de 53,000 millones de pesos adicionales al fisco, estimaron expertos del seminario “Ganadores y perdedores de la Reforma Fiscal”.

De acuerdo con lo previsto en la Ley de Ingresos de 2008 el nuevo gravamen recaudará 69,687.5 millones de pesos, pero serán los trabajadores quienes aporten el 76% de estos recursos, estimó el abogado de Calvo, González Luna, Moreno y Revilla, Eduardo Revilla en el foro organizado por el Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE).

El experto legal aseguró que el nuevo gravamen impactará las negociaciones salariales el próximo año.

“Lo que vamos a ver mucho (…) es que el patrón que sí pueda recaracterizar el salario de sus trabajadores, empresas pequeñas, los va a convertir en honorarios y el que no pueda (…) va a presionar que los siguientes aumentos sean por salario y no por previsión social exenta”, afirmó.

El nuevo gravamen impactará además el consumo a lo largo de 2008, porque más que gravar los ingresos realmente termina siendo similar al Impuesto al Valor Agregado, consideró por su parte el catedrático del CIDE, Raúl Feliz.

 “Si le quitamos a las ganancias lo que se reinvierte, lo que queda es un ingreso que se destina al consumo (…), esta es una forma indirecta de tasar al consumo”, afirmó el investigador.

El IETU es un nuevo impuesto que se cobrará, a partir de 2008, sobre lo que resulte de los ingresos percibidos y efectivamente cobrados menos las deducciones autorizadas, efectivamente pagadas. La tasa del nuevo gravamen es de 16.5% para 2008, 17% para 2009 y de 17.5% a partir de 2010.

Entre otras restricciones que prevé el IETU están el no poder deducir los intereses derivados del financiamiento y una serie de partidas que aún están pendientes de aplicarse por las empresas, tales como los inventarios, el 50% de las inversiones realizadas con anterioridad a la entrada en vigor del impuesto, y el saldo de las pérdidas fiscales sufridas en ejercicios anteriores.

Las personas físicas con actividad profesional (médicos, arquitectos, artistas, periodistas, entre otros) y quienes tributen bajo el Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repecos) también deberán pagar IETU.

¿Quiénes ganan?

Si bien serán los trabajadores quienes financien la recaudación adicional en 2008, también hay ganadores, como son los partidos políticos, algunas entidades, los contadores y los abogados, coincidieron por separado el ex secretario de Finanzas del Distrito Federal, Arturo Herrera, y el catedrático del CIDE, Carlos Elizondo.

“Un impuesto bien cobrado le va a doler a alguien”, dijo Herrera durante su participación.

Explicó que adicionalmente con las fórmulas que se aprobaron para repartir los ingresos tributarios federales a las entidades, habrá estados como el de México que terminarán ganando y otros como el Distrito Federal, que terminarán perdiendo.

Sin embargo, para Elizondo, más que un error en las fórmulas este nuevo esquema de repartición podría ser intencional para favorecer al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y castigar al Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Ahora ve
No te pierdas