Chávez debilita el bolivar: expertos

Eliminar tres ceros a la moneda no garantiza bajas en la inflación, opina un asesor financiero; las restricciones en el intercambio de divisas también afecta la fortaleza monetaria.
CARACAS (Notimex) -

El asesor financiero Alexander Guerrero descartó que la inflación en Venezuela baje "por arte de magia", debido a la reconversión monetaria que adelanta el gobierno con la eliminación de tres ceros al bolívar a partir de enero de 2008.

"El gobierno juega en el campo mágico, porque una moneda no es fuerte por un decreto de reconversión que le quita tres ceros a la moneda, que es lo que en los hechos ocurrirá en enero del año próximo", explicó Guerrero.

El catedrático del Instituto de Estudios Superiores de Administración (Iesa) dijo que el retiro de tres ceros "no garantiza que se trate ahora de una moneda fuerte, porque se hará en el marco de un control de cambios (impuesto por el gobierno en 2003)".

Guerrero dijo en entrevista con la agencia que menos será un "bolívar fuerte", cuando el presidente Hugo Chávez anunció el domingo una restricción en la entrega de divisas a todos los venezolanos.

La actitud de Chávez demuestra que la divisa local será "débil, porque una moneda es fuerte sólo si puede ser cambiada de manera libre por una moneda de cambio internacional", advirtió el analista, autor de diversos textos sobre economía y finanzas.

Recordó que en épocas pasadas el bolívar se cambiaba fácilmente por dólares, libras esterlinas o cualquier moneda de curso internacional, pero cuando se impide su cambio por temor a que la gente salga a cambiar su dinero por dólares, "es una moneda débil".

Es lo que pasa con el bolívar, que es más débil de lo que fue tras el llamado "viernes negro" en 1982, cuando se devaluó por primera vez en más de 30 años, aseguró el asesor financiero.

Las restricciones cambiarias, "que nunca antes existieron en Venezuela", muchas de ellas de "naturaleza política" son impuestas por Chávez, quien hace cuatro años aseguró que el control de cambio quedará muchos años porque "tenía horizontes políticos", añadió.

Destacó que cuando es difícil adquirir el dólar -que en el mercado paralelo ha llegado a casi los cinco mil bolívares-, lo que estamos viendo es que la reforma es una medida demasiado "oscura" independientemente que el bolívar vaya a tener tres ceros menos.

"Lo curioso es que este cuento no se lo cree la gente, que calcula fácilmente no cuántos bolívares necesita para comprar un dólar, sino cuantos bolívares necesita para comprar un litro de leche u otros alimentos y productos de consumo diario", afirmó.

"Allí es donde se ve precisamente la debilidad del bolívar, detrás de la cual está el proceso inflacionario que esta sobre 15% y 17% anual en promedio, lo que representa la destrucción de la moneda venezolana", indicó Guerrero.

Rechazó "el discurso y la retórica" oficial tratando de convencer a los sectores humildes de que van a tener una nueva moneda fuerte, y afirmó que Chávez "se engaña a sí mismo", porque el venezolano sabe que el nuevo signo monetario es débil por la inflación.

El director del Banco Central de Venezuela (BCV), Armando León, afirmó el lunes que la reconversión monetaria costará unos 1,120 millones de dólares, al cambio actual de 2,150 bolívares por divisa estadounidense.

Ahora ve
No te pierdas