EU aprueba en comisión TLC con Perú

El tratado prevé cerrar el acceso libre de impuestos de Perú al mercado estadounidense; para los negocios de EU, elimina los impuestos sobre el 80% de las exportaciones industriales.

La comisión que trata temas comerciales en la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el miércoles por mayoría un acuerdo comercial con Perú, allanando el camino hacia la votación final.

La Comisión de Medios y Arbitrios de la Cámara dio el visto bueno al tratado de libre comercio con Perú por 39 votos a 0, después de que la mayoría demócrata que controla el Congreso desde enero pidiera el fortalecimiento de normas laborales y de medio ambiente en los acuerdos firmados por el Gobierno republicano.

"Es algo bueno que la Cámara esté lista para encarar el comercio de una forma bipartidista", dijo el presidente de la Comisión, el demócrata Charles Rangel, después del voto.

El legislador Rangel elogió el pacto como "el primer niño" de una postura más bipartidista para los acuerdos comerciales que él forjó con la representante comercial estadounidense Susan Schwab con anterioridad, este año.

"Estoy muy feliz de que hemos roto un estancamiento que hemos tenido durante una década", dijo Rangel, refiriéndose a una larga lucha entre demócratas y republicanos sobre el comercio.

Sin embargo, Rangel dijo a los periodistas que no esperaba que el Congreso vote sobre otros acuerdos de libre comercio con Panamá, Colombia y Corea del Sur hasta al menos el próximo año. Cada uno de esos pactos tiene sus propios problemas, indicó.

Por su parte, el presidente peruano, Alan García, hizo un alto a una sesión del Consejo de Ministros para saludar la aprobación del TLC por la comisión.

"Esta ratificación por la primera potencia de la humanidad consolida al Perú como un país sólido, responsable y serio", dijo a periodistas.

"En ese sentido, la unanimidad mostrada por demócratas y republicanos significa que han visto que la puesta en marcha del TLC puede ser de gran utilidad para nuestras dos economías", agregó.

El acuerdo cierra el acceso libre de impuestos de Perú al mercado de Estados Unidos bajo un prolongado programa de preferencia comercial estadounidense, lo que crea un ambiente más favorable para la inversión extranjera que el país andino busca para ayudar a crear empleos.

Para los negocios estadounidenses, elimina de inmediato los impuestos sobre el 80% de las exportaciones industriales y las destinadas a los consumidores de Perú y más de dos tercios de las exportaciones agrícolas. La mayoría de los otros impuestos será eliminada por fases durante 10 a 15 años.

El destino del acuerdo estuvo en dudas, después de que los demócratas tomaron el control del Congreso en enero. Para salvar el pacto, el Gobierno del presidente George W. Bush y Perú acordaron hacer cambios para fortalecer los acápites del medio ambiente y laboral del pacto comercial.

El pacto impulsa las protecciones a los trabajadores al exigir que los dos socios comerciales adopten, mantengan y apliquen estándares laborales internacionales, tales como el derecho a negociar colectivamente e ir a huelga.

Los puntos del medio ambiente exigen que Estados Unidos y Perú apliquen de manera efectiva sus leyes nacionales de medio ambiente y respeten las obligaciones internacionales.

Por primera vez en un acuerdo comercial estadounidense, los compromisos con el medio ambiente y el trabajo también serán aplicables a través del mismo mecanismo como acápites comerciales del pacto.

El acuerdo también requiere que Perú abra su mercado bancario, de seguro y otros servicios a más compañías estadounidenses y fortalezca las protecciones de derechos de autor, patentes y marcas para productos estadounidenses que van desde música hasta artículos manufacturados.

El Gobierno de Bush comenzó a negociar con Perú, Colombia y Ecuador sobre un acuerdo de libre comercio andino-estadounidense en mayo del 2004. Concluyó un acuerdo con Perú en diciembre del 2005 y lo suscribió en abril del 2006.

Colombia logró su acuerdo con Estados Unidos unos cuantos meses después de Perú, pero las negociaciones con Ecuador fracasaron y conversaciones propuestas con un cuarto país andino, Bolivia, nunca comenzaron oficialmente.

La comisión que examina el mismo tema en el Senado aprobó el tratado comercial con Perú a principios de octubre.

Se espera que ambas cámaras lleven el acuerdo a una votación final para su ratificación en el pleno en las próximas semanas.

"Ni siquiera esperábamos una votación tan abrumadora", dijo el embajador de Perú en Washington, Felipe Ortiz de Zevallos.

Ahora ve
No te pierdas