PIB de México crecerá 3.5% en 2008: Ixe

El grupo financiero estimó que la economía tendrá este crecimiento pese a la desaceleración de en 2008 la actividad económica seguirá apuntalada por el mercado interno con el consumo privado
MONTERREY, México (Notimex) -

El Producto Interno Bruto (PIB) de México crecería 3.5% el próximo año, pese a la desaceleración económica en Estados Unidos, estimó IXE Grupo Financiero.

En su análisis de fin de semana, la corporación considera que las presiones derivadas de la nueva reforma fiscal, tendrán un impacto moderado sobre la economía nacional en 2008.

Durante la semana pasada, apunta, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SCHP), a través de su Informe sobre Finanzas Públicas, adelantó que la economía mexicana habría crecido cuatro por ciento durante el tercer trimestre del año.

"Este es un resultado positivo y permite anticipar que nuestro estimado de crecimiento del PIB para 2007, de 3.15%, aún luce realista", indica.

"De hecho, las expectativas del mercado sobre el PIB de 2007 han repuntado, de acuerdo a la Encuesta de Expectativas difundida por el Banco de México el jueves de la semana pasada", precisa.

Resalta que "nuestro estimado de crecimiento del PIB mexicano para 2008 se ubica en 3.50%".

En este escenario, IXE advierte que el último trimestre de 2007 no sería tan favorable como el tercer trimestre y que hacia 2008, la actividad económica seguirá apuntalada por el mercado interno a través del consumo e inversión privados.

"En este sentido, la perspectiva sobre la desaceleración económica de Estados Unidos seguirá siendo muy importante para nuestra economía en los meses venideros", indica.

Bajo este contexto, continúa, se aceptan las presiones inflacionarias derivadas de la Reforma Fiscal, pero también se confirma que dichas presiones tenderán a disiparse hacia 2009, donde Banco de México espera alcanzar la meta puntual de 3.0%.

Expone que "de no haber presiones extraordinarias, es decir, que las expectativas y los precios internacionales de materias primas se contengan, reiteramos que no esperamos el inicio de un ciclo restrictivo por parte del banco central".

Refiere que el mes de junio de 2008 será clave para evaluar el Balance de Riesgos y determinar si las previsiones del Banco de México se van cumpliendo.

Puntualiza que "de ser así, el panorama hacia 2009 luciría favorable en materia de inflación".

Las expectativas inflacionarias serán posiblemente la variable determinante para definir el futuro de la política monetaria después del primer semestre de 2008, agrega.

Concluye que "por el momento, y de no surgir presiones extraordinarias, nos inclinamos por una estabilidad en el fondeo para los próximos seis meses".

Ahora ve
No te pierdas