Combustibles fósiles tendrán liderazgo

Expertos dijeron que estos productos serán necesarios para los países en las próximas décadas; entre 2005 y 2030, los combustibles fósiles concentarán el 84% de la demanda energética mundial
LONDRES (CNN) -

El mundo seguirá dependiendo de los combustibles fósiles para el 2030, aunque caería levemente la participación del petróleo en la demanda de energía mundial, mientras que el uso de carbón subiría, dijo el miércoles la Agencia Internacional de Energía (AIE).

En su Perspectiva Energética Mundial anual, la AIE predijo que los combustibles fósiles concentrarían el 84% del incremento total de la demanda energética entre el 2005 y el 2030, cuando el consumo llegaría a 17,700 millones de toneladas de petróleo equivalente (tpe), desde las 11,400 millones de tpe del 2005.

El petróleo seguirá siendo la mayor fuente de combustible, pero su participación en la demanda primaria mundial caería a 32%, desde un 35.

En línea con el espectacular crecimiento de los años recientes, el carbón vería el mayor incremento de la demanda en términos absolutos, con un salto de 73% entre el 2005 y  2030, lo que elevaría su participación en la demanda energética total a un 28%, desde un 25%.

China e India serán las responsables de gran parte de este aumento.

La participación del gas natural, un combustible mucho menos contaminante que el carbón, crecerá más modestamente a 22%, desde un 21% de la demanda total.

En tanto, la generación de energía nuclear, que no produce ninguna emisión de dióxido de carbono, se espera que se reduzca a 5%, desde un 6.0 del total.

La hidroelectricidad se mantendría estable en el 2% de la demanda total.

La demanda energética primaria es aquella de energía como material en bruto -sin refinar- para producir calor, productos refinados del petróleo o electricidad.

Para la generación de electricidad, el carbón seguiría siendo la principal fuente, con un aumento de su participación en la generación total al 45% en el 2030, desde el 40 de 2005.

La generación por combustión de petróleo bajaría a 3%, desde un 7% de producción de electricidad, al 3%, mientras que la generación por gas crecería a 23%, desde un 20.0.

La generación eléctrica a base de energía nuclear abarcaría el 9% del total en el 2030, frente al 15% de 2005, mientras que la energía hidroeléctrica reduciría su participación a 14%, desde un 16%.

 

Ahora ve
No te pierdas