Brasil analiza integrarse a la OPEP

El descubrimiento del yacimiento petrolero Tupi, podría darle la capacidad para exportar crudo; las nuevas reservas por explotar podrían dar la cantidad industrial de 8,000 millones de barril

Brasil considera sumarse a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) una vez que haya calibrado debidamente el impacto, en sus exportaciones de crudo, del yacimiento marino recién descubierto de Tupi, dijo el viernes el embajador brasileño en el reino saudí.

Isnard Penha Brasil dijo al servicio noticioso financiero Dow Jones Newswires durante un receso de la conferencia cimera que efectuará el cartel el fin de semana en la capital saudí que hablará con los funcionarios de la OPEP y que ''la decisión sobre la membresía será adoptada cuando sepamos cuál será nuestra capacidad exportadora''.

La semana pasada, Brasil confirmó que descubrió un enorme yacimiento en su plataforma marina que podría equipararlo con los principales exportadores de crudo del mundo, aunque la plena extracción en Tupi podría no comenzar antes del 2013 y su explotación probablemente será muy costosa.

El ente estatal Petróleo Brasileiro SA (PBR), Petrobras, dijo que las reservas en el yacimiento de Tupi podrían llegar a los 8,000 millones de barriles de crudo, y la producción inicial podría superar los 100,000 barriles diarios, aunque los especialistas creen que para entonces la cantidad será mucho mayor.

Petrobras comenzará una operación piloto de bombeo en el 2010 o el 2011 pero serán necesarios varios años más para desarrollar la plena producción, a un costo de miles de millones de dólares.

El embajador dijo que Brasil tendrá un conocimiento más preciso de las posibilidades de Tupi de 6 a 12 meses.

La publicación Business Monitor International cree que la producción diaria brasileña de crudo pasará de 1.8 millones de barriles a 2.75 millones de barriles para el 2011 y que Tupi podrá elevar rendimiento bien entrada la próxima década, con un potencial exportador de 1 millón de barriles diarios para el 2015.

Brasil no exporta crudo por ahora, por lo que es esencial que Tupi produzca enormes cantidades industriales si la mayor economía de América del Sur quiere unirse a la OPEP.

Brasil importa, por ser más fácil y menos costoso de refinar, crudo liviano de bajo contenido sulfuroso. Una gran parte del crudo producido por Brasil es pesado y de alto contenido sulfuroso, más idóneo como lubricante que como combustible de transporte.

Petrobras es el principal explorador de Tupi, con una participación del 65% y la empresa británica BG Group PLC tiene un 25%. El 10% restante es controlado por la portuguesa Galp Energia SGPS SA.

Los líderes del cartel reunidos el sábado y el domingo en Riad analizarán la posibilidad de una recesión a nivel mundial, la debilidad del dólar, y las crecientes preocupaciones ambientales de cara a casi 1,800 millones de dólares diarios en ingresos que reciben por la exportación del combustible.

Ecuador, con su producción de medio millón de barriles, quizá vuelva a formar parte del cartel este fin de semana.

Ahora ve
No te pierdas