Consumidores de EU muestran pesimismo

La situación económica y política de su país los hace prever una recesión, según encuestas; más de una tercera parte indica que gastará menos en esta temporada de fin de año.
Un 39% de los consumidores piensan gastar menos este año. (A  (Foto: )
NUEVA YORK (Notimex) -

Los estadounidenses encaran el futuro cercano con un pesimismo creciente por la incertidumbre sobre la marcha de la economía y el rumbo político que tomará el país tras las presidenciales de 2008.

La misma semana que se celebró el Día de Acción de Gracias, el jueves pasado, y que el "Viernes Negro" dio el pistoletazo de salida de la temporada de compras navideñas, varias encuestas señalaron que el "humor" de los ciudadanos es cada vez más oscuro.

Entre sus preocupaciones principales destacan, en primer lugar, la economía, y en segundo, la situación política.

Los altos precios de la gasolina, disparados por los niveles récord del crudo, que no tardará mucho en romper la barrera de los 100 dólares por barril, y la crisis hipotecaria que estalló este verano, ya se están dejando notar en el bolsillo de los estadounidenses.

Una crisis, la hipotecaria, que se extendió al sector crediticio e inmobiliario, además de impactar en el sistema financiero y en importantes entidades bancarias.

Todo este negro episodio ha mermado la credibilidad y confianza del ciudadano de a pie, cuya capacidad de gasto se ha visto limitada, algo que también se nota en las cuentas de resultados de las grandes corporaciones.

Según una de estas encuestas, la elaborada por Zogby, el 40% de los estadounidenses creen que se producirá una recesión económica en el país el próximo año, algo que el mes pasado pensaba un 31%.

Un 39% señaló que tiene previsto gastar menos dinero en estas navidades que en las pasadas, un porcentaje que también ha crecido respecto de un sondeo similar difundido el mes pasado.

En otra encuesta elaborada para Yahoo News, dos terceras partes de los ciudadanos señalaron que cada vez es más difícil avanzar en el plano de las finanzas personales.

La mayoría dijo que sufre algún tipo de "tensión" en su vida cotidiana, y más de una tercera parte indicó que enfrenta tensiones de manera frecuente.

Según este estudio, el 77% cree que el país enfila en la dirección equivocada. Una tercera parte expresó su frustración acerca de las próximas elecciones, especialmente los republicanos.

Con el nivel de popularidad del presidente George W. Bush por los suelos, sin poder remontar el 30%, los estadounidenses consideran que el país navega cada día un poco más sin rumbo, a la espera de las elecciones de noviembre de 2008 que pondrá un nuevo inquilino en la Casa Blanca.

¿Quién será? es otro motivo de preocupación para los estadounidenses. Aunque una mayoría se inclina por un cambio en la dirección del país y expresa sus simpatías por los demócratas, tampoco está claro del todo que ésta sea la opción que vaya a triunfar.

Dos tercios de los encuestados señalan que el país va en el rumbo equivocado.

Los candidatos que más apoyo reciben, de momento, son: Hillary Clinton por los demócratas y Rudolph Giuliani, por el bando republicano.

Sobre la seguridad nacional, otra de las preocupaciones de los estadounidenses, el 25% se siente "seguro" respecto a amenazas internacionales. En el campo contrario, un creciente 20% dice sentirse "poco o nada seguro".

La mala marcha de la guerra en Irak, las tensiones nucleares con Irán, y recientemente la inestabilidad política y social vivida en Pakistán –cercano aliado de Washington- son los ingredientes que complican la agenda geopolítica y dan nuevos dolores de cabeza a los ciudadanos.

Ahora ve
No te pierdas