Advierte Merrill Lynch crisis del dólar

El riesgo de una crisis subió a su máximo nivel en 10 años provocando una caída en acciones y b esta situación la detonaría que bancos centrales extranjeros detengan la acumulación de dólares
La divisa estadounidense ha perdido terreno frente a otras m
NUEVA YORK (CNN) -

El riesgo de una crisis del dólar que provoque caídas de las acciones, los bonos y los precios de otros activos de Estados Unidos subió a su máximo nivel en 10 años, dijeron el lunes los estrategas cambiarios de Merrill Lynch.

En un informe de análisis para sus clientes, los estrategas del banco escribieron que no estaban prediciendo tal crisis, pero que sí reconocían que se ha incrementado la probabilidad de que ocurra una.

Según ellos, entre los potenciales detonantes se encontraría el hecho de que los bancos centrales extranjeros detengan la acumulación de dólares o pasan parte de sus reservas existentes en dólares a otras monedas.

Si los países exportadores de petróleo de Oriente Medio revaloraran sus paridades cambiarias con el dólar, o directamente las abandonaran, eso también podría presionar a la divisa estadounidense, de acuerdo con el reporte.

El mismo efecto tendría una prolongación de los problemas hipotecarios y crediticios en el sistema financiero estadounidense.

Los altos precios del petróleo y la debilidad del dólar han incrementado las presiones inflacionarias en países como Emiratos Árabes Unidos, que ha dicho que revisará su actual política.

Aunque existen definiciones distintas, Merrill dijo que define una crisis del dólar como una "debilidad intensa, usualmente de corta duración que produce un declive, o está acompañado de un declive, en otros activos estadounidenses".

El banco, usando esos criterios, dijo que ocurrieron crisis del dólar en 1977-1978, fines de 1987-1988, 1990 y fines de 1994-inicios de 1995.

El dólar ya ha perdido más de 10% contra una canasta de seis monedas principales en lo que va del año.

El euro ha subido un 12.5% contra el dólar en el 2007 y tocó nuevos máximos históricos la semana pasada, apenas debajo de 1.50 dólares.

El promedio industrial Dow Jones de la Bolsa de Nueva York sigue con un alza anual de 4.3%, mientras que el valor de referencia del Tesoro de Estados Unidos, el bono a 10 años, también ha crecido en precio con una caída de su retorno a 4% el lunes desde 4.69% a inicios del año.

La bajada del dólar hasta ahora no ha generado muchas preocupaciones entre las autoridades de Estados Unidos, que suelen decir que la fortaleza del dólar es de interés nacional para Estados Unidos.

Hay economistas que dicen que la debilidad del dólar aportará una necesaria disminución del déficit de Estados Unidos en cuenta corriente, que subió en el 2006 a más del 6% del producto interno bruto.

Para financiar su déficit, Estados Unidos depende de las compras de activos de parte de los extranjeros.

Merrill dijo que la percepción de los inversionistas de que "las autoridades estadounidenses están impulsando la debilidad del dólar por motivos competitivos y cíclicos a pesar de la retórica de la política del dólar fuerte", también podría provocar una caída más aguda.

Sin embargo, observaron que un declive rápido se tornaría "autolimitante, porque la caída de los valores de los activos estadounidenses eventualmente los hace atractivos desde un punto de vista de los retornos esperados".

Ahora ve
No te pierdas