Freno de mano en la economía de EU

La desaceleración será más pronunciada en el último trimestre de este año y el primero de 2008; México cuenta con mejores elementos para sortear el menor consumo de su principal socio comerci
Los efectos de la crisis hipotecaria sobre la economía de EU
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

En el último trimestre de 2007, la economía de Estados Unidos verá los primeros efectos de la crisis hipotecaria que se reflejan en un menor consumo de los norteamericanos, pero el golpe para México será más suave.

“Hay un deterioro y preocupación la idea es que una herida más profunda de lo que se había esperado y el temor es que se extienda”, dijo Sergio Luna, subdirector de análisis económico de Banamex.

El experto indicó que en el cuarto trimestre del año el Producto Interno Bruto de Estados Unidos a penas crecerá  0.6% contra el 5.1 del trimestre anterior, mientras que para la primera cuarta parte de 2008 el crecimiento sería del 1.5%.

Aunque los expertos ven una desaceleración más intensa, también pronostican que ésta será breve porque, por un lado, los problemas se concentran en el sector residencial, mientras que la industria sigue creciendo; y por el otro la Reserva Federal (Fed) está en la posición de actuar para fomentar el crecimiento a través de bajar las tasas de interés.

El mercado espera que la Fed baje en medio punto porcentual su tasa de interés el próximo 11 de diciembre, con el objetivo de fomentar el crecimiento al abaratar los costos del dinero.

Es en este trimestre cuando los efectos de la crisis hipotecaria se manifestarán, tan solo la inversión en vivienda lleva caída anuales de 16%.

El optimismo no es compartido a nivel microeconómico debido a una caída de 19,000 millones de dólares en las ganancias de las empresas al tercer trimestre del año, según un reporte del Departamento de Comercio de Estados Unidos, lo que obliga a un sinnúmero de empresas a reducir gastos.

Para México, el freno de Estados Unidos viene con ‘bolsa de aire’ pese a que más del 80% de las exportaciones se dirigen a ese mercado.

“Le pega, pero será distinto a 2001 y 2002, contamos con algunos amortiguadores que hace seis siete años no teníamos”, dijo Luna.

Entre esos amortiguadores están exportaciones ligeramente más diversificadas; crecimiento en el consumo y la inversión; y una política de infraestructura con altos montos de inversión.

“Las ventas minoristas en septiembre registraron una ligera desaceleración, pero el resultado sigue indicando un ciclo positivo de mejoría por la fortaleza de la demanda interna”, indica un reporte de Santander.

México, estiman los expertos, cerraría este año con un crecimiento de alrededor de 3.2%, aunque para el primer trimestre del año entrante el desempeño será menor incluso cercano al 1.0% por el impacto norteamericano.

“El golpe es menos grave porque partimos de la premisa de que no habrá una recesión”, coincidió, Gerardo Cruz, presidente del comité de análisis del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas.

El sector más afectado por este choque será el manufacturero cuyo crecimiento sería nulo  al inicio de 2008, mientras que los servicios y la generación de electricidad se mantendrán como los soportes de la economía mexicana.

Ahora ve
No te pierdas