Japón anuncia baja económica

El anuncio eliminó las expectativas de que el Banco Central aumente sus tasas en el corto plazo en el tercer trimestre, el PIB japonés subió 0.4%, 0.2 puntos menos al anunciado previamente.
TOKIO (CNN) -

Japón revisó a la baja su dato de crecimiento económico del tercer trimestre, un cambio que sorprendió a los analistas que preveían una rectificación al alza.

La modificación hizo que muchos comenzaran a pensar que el Banco de Japón (BJ) no tendrá oportunidad de subir sus tasas de interés al menos hasta finales del año próximo.

La debilidad del gasto de capital hizo que el Producto Interno Bruto (PIB) subiera sólo 0.4% en julio-septiembre, comparado con una estimación inicial de una expansión de 0.6, y debajo del consenso de las proyecciones, de una revisión a un alza de 0.7%.

"Es un número bastante malo y muestra que la economía japonesa realmente no goza de buena salud", dijo Takeshi Minami, economista jefe del instituto de investigaciones Norinchukin Research Institute.

"Prevemos que la próxima subida de tasas del Banco de Japón llegue en julio-septiembre del año próximo, pero el momento podría aplazarse aún más", agregó.

Las previsiones de alzas de tasas han bajado fuertemente en meses recientes. Los contratos de "swaps" (acuerdos de intercambio recíproco) para las tasas interbancarias ahora descuentan una probabilidad inferior al 20% de un alza de tasas hacia marzo.

Hace solo dos meses, para marzo se descontaba totalmente un aumento de tasas.

El jueves, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) dijo que el BJ no debería ajustar el costo del crédito hasta que se torne insignificante el riesgo de deflación, y dijo que no anticipaba ningún ajuste monetario hasta el 2009.

En los mercados financieros se prevé que la crisis del crédito en Estados Unidos y Europa impida cualquier acción del BJ, que ha mantenido su tasa de interés referencial baja en el 0.5% desde febrero.

El banco central quiere que esta tasa regrese a niveles más normales para evitar el riesgo de un recalentamiento económico, pero sus planes se frustraron porque los precios al consumidor siguen débiles y por las preocupaciones sobre el crecimiento global.

En los datos rectificados del PIB, el crecimiento del gasto de capital fue revisado a la baja, a un incremento de 1.1% desde la estimación inicial de un ascenso de 1.7.

Los datos también mostraron que la demanda doméstica se contrajo 0.1% comparado con la lectura preliminar de un crecimiento de 0.2.

En base anualizada, la economía creció 1.5%, mucho menos que la lectura preliminar de 2.6 y que la mediana de las proyecciones de los analistas, de una revisión a 2.7%.

 

Ahora ve
No te pierdas