México venderá menos vivienda

Los ingresos de la población mexicana continúan siendo un obstáculo para la compra de casa; aproximadamente el 50% de los lugares para vivir son de autoconstrucción.
Esta herramienta te ayudará a decidir la opción que más te c
Verónica Galán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

En los próximos años los mexicanos adquirirán menos vivienda en el país lo que se traducirá en una reducción en el ritmo de crecimiento al pasar de tasas cercanas al equivalente al 6% del Producto Interno Bruto (PIB), a tasas del 3% del PIB, estimó la calificadora internacional Standard & Poor’s (S&P).

“A pesar del importante avance registrado en los últimos 12 años, el país todavía enfrenta varios desafíos estructurales para satisfacer las necesidades de vivienda, entre los que destaca la distribución del ingreso”, detallaron los expertos de S&P Laura Martínez y Francisco Suárez en su reporte Menores expectativas de crecimiento para los desarrolladores de vivienda e hipotecarias no bancarias en México.

La disponibilidad de hipotecas no es la única razón por la que los trabajadores mexicanos no están comprando casas, añadieron los especialistas.

La demanda efectiva está restringida por un problema de generación de ingresos para pagar sus necesidades habitacionales y más del 50% de entidades tienen un mayor crecimiento relativo de su demanda potencial respecto a su capacidad de pago necesaria, de acuerdo con un reporte reciente de BBVA Bancomer.

Martínez y Suárez consideraron que la distribución del ingreso, la ausencia de infraestructura en algunas regiones y el mayor riesgo crediticio asociado con el sector informal y de bajos ingresos de la economía representan los desafíos clave que enfrenta la industria de los desarrolladores de vivienda y las hipotecarias no bancarias en conjunto.

S&P detalló que al cierre del año pasado, los 10 principales desarrolladores de vivienda en México tenían más de 40% de la participación de mercado del sector con ventas aproximadas de 200,000 unidades de un total de 454,000 viviendas construidas.

Agregó que entre 2001 y 2005, 68% de las hipotecas totales otorgadas correspondieron a compra de vivienda; 32% se usaron para mejorar las unidades y expansiones.

S&P indicó que en el país todavía cerca de la mita del total de nuevas casas construidas son hechas por los propios dueños, principalmente en los segmentos económicos y de ingresos mínimos, que en conjunto constituyen el segmento de bajos ingresos.

Ahora ve
No te pierdas