EU y China negocian tema cambiario

Henry Paulson dijo que el país asiático necesita una moneda más fuerte para contener la inflaci un funcionario chino criticó la debilidad del dólar porque hace subir los precios de los insumo
XIANGHE, China (CNN) -

China necesita una moneda más fuerte para contener la inflación, dijo el miércoles el secretario del Tesoro estadounidense Henry Paulson, pero obtuvo una fría respuesta de las autoridades chinas, ya contrariadas por la cuestión de la calidad de los alimentos.

El desacuerdo, que se hizo público en el primer día de un "diálogo económico estratégico" de dos jornadas en un sitio cerca de Pekín, subrayó la creciente complejidad de una relación que según dijo Paulson, ahora es central para mantener la prosperidad económica global.

"Los líderes de China han expresado preocupaciones sobre la estabilidad macroeconómica de China, en particular la creciente inflación, las mayores burbujas de activos y un posible recalentamiento. Dados esos riesgos, ahora es especialmente importante una política cambiaria más flexible en China", dijo Paulson.

El miércoles, el banco central chino fijó el punto medio de cotización diario del yuan, la moneda local, en 7.3647 por dólar. Ese fue el nivel más fuerte desde que la divisa fue desvinculada del dólar en julio del 2005 y se permitió su flotación, pero dentro de bandas muy reguladas.

Hablando durante un receso en las discusiones, el viceministro de Comercio de China Chen Deming rechazó una subida más rápida del yuan, al decir que la economía china no podría sostenerla.

Chen, quien revirtió el argumento para centrarse en Estados Unidos, criticó la reciente caída del dólar, que según dijo, hace subir los precios del petróleo y otros recursos naturales y reduce el valor de los activos estadounidenses en manos de países como China.

"Lo que me preocupa ahora es el debilitamiento del dólar y su potencial impacto sobre el crecimiento global", dijo Chen.

El responsable del banco central Zhou Xiaochuan dijo que China apoya la política del dólar fuerte pero que confía que un debilitamiento de la moneda estadounidense no dañe seriamente sus perspectivas económicas.

Desde julio del 2005, el yuan ha ganado 12.4% contra el dólar, incluyendo una reevaluación inicial de 2.1%, pero muchos economistas dicen que la moneda sigue infravalorada, entregando a los exportadores chinos una ventaja desleal en los mercados globales.

Actualmente, en el Congreso estadounidense circulan varios proyectos de ley destinados a lograr que Pekín acelere la apreciación del yuan. Pero la viceprimer ministra china Wu Yi advirtió a Paulson que los vínculos comerciales se debilitarían mucho si esas iniciativas se convirtieran en ley.

Dama de hierro

"Obviamente, recurrir al proteccionismo comercial y culpar a otro país por los problemas estructurales de la economía estadounidense es el enfoque incorrecto, que sólo podría dañar los intereses del propio Estados Unidos", dijo Wu, conocida como la "Dama de Hierro" de China.

Las conversaciones, que tienen lugar dos veces al año, comenzaron con un tono espinoso después de que Washington colocó a la seguridad de los alimentos y de otras importaciones en el tope de la agenda, tras una serie de retiros de juguetes hechos en China.

El fabricante de juguetes Mattel ha retirado más de 21 millones de artículos de las tiendas en Estados Unidos.

"Francamente, tengo que señalar que Estados Unidos también debería asumir su debida parte de responsabilidad por mejorar la calidad de los productos y la seguridad de los alimentos", dijo Wu cuando las delegaciones se enfrentaron en un sitio del Gobierno, estrictamente custodiado, en las afueras de Pekín.

La funcionaria acusó a los grupos de interés en Estados Unidos de causar problemas y dijo: "debemos oponernos a los intentos para politizar las cuestiones comerciales".

Paulson dijo que le preocupa un aumento del nacionalismo económico y del sentimiento proteccionista en ambos países.

"Ni China ni Estados Unidos pueden incrementar la prosperidad por medio de la protección. Debemos resistir los intentos para reducir la transparencia o incrementar los obstáculos regulatorios, que buscan proteger las industrias domésticas", dijo.

Ahora ve
No te pierdas