Alimentos y bebidas, vienen aumentos

La calificadora Standard and Poor’s prevé que las compañías tienen incentivos para reflejar cos pronostica un mejor escenario en los precios de los insumos como maíz y trigo.
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los consumidores de refrescos y alimentos procesados verán en 2008 un mayor aumento en el precio de estos productos debido a las presiones que durante este año se dieron por el aumento en los costos de los principales insumos, pronosticó la calificadora Standard and Poor’s (S&P).

Las compañías mexicanas como Coca-Cola FEMSA (KOF), Bimbo, Gruma y Sigma se vieron fuertemente presionadas en este año por el aumento en las cotizaciones del maíz, trigo, cebada, plásticos y otros insumos que no reflejaron al 100% en el precio al consumidor.

“Muchas compañías que no hicieron incrementos fuertes en este año tienen incentivos para hacerlo en 2008, porque sus márgenes se han apretado, consideramos que los incrementos en los precios van ha ser fuertes”, dijo Luis Manuel Martínez analista de S&P.

A noviembre los precios de los alimentos subieron 7.63% de forma anualizada, mientras que el índice general de precios se elevó 3.93%.

Sin embargo, el mercado en general se mantendrá robusto por la gran demanda en un ambiente en el que los costos de insumos, se esperan, no sigan el ritmo al que llegaron en este año en donde productos como el trigo llegaron a subir 70%.

La calificadora pronostica que el sector continuará centrándose en la consolidación de su perfil del negocio mejorando su funcionamiento, incluyendo el uso continuo de derivados financieros para sus materias primas.

El crecimiento proyectado del sector, junto con una perspectiva más estable en precios de materias primas, apoyará crecimiento de doble dígito en las utilidades (EBITDA), por lo que la calidad crediticia se mantendrá relativamente estable.

S&P espera que durante los 12 meses próximos, KOF, el mayor productor de bebidas en América Latina, mantendrá una ritmo de crecimiento estable, basado en un ambiente económico favorable y esfuerzos de consolidar su estrategia comercial.

Para Bimbo, una de las mayores panificadoras del mundo, se prevén presiones financieras por la probable adquisición de Interstate Bakeries Corp. (IBC) al tiempo que continúe adquiriendo a compañías pequeñas en los países en donde funciona.

Gruma, la mayor productora de harina de maíz, y otra de las empresas del sector que califica S&P, tiene una posición que le permitiría reducir su deuda al cierre de este año a 650 millones de dólares.

Mientras que Sigma Alimentos, subsidiaria de ALFA, mantiene una calificación con perspectiva negativa por la reducción de la compañía en márgenes de funcionamiento, el aumento en su deuda durante el año y el menor flujo de liquidez.

Ahora ve
No te pierdas