Europa define cuotas pesqueras para 2008

Las cuotas del bacalao se rebajarán un 18%, en el Mar del Norte, sin embargo, subirán 11%; la pesca de anchoa sigue siendo limitada y está sujeta a la abundancia en las reservas.
Greenpeace protestó por la pesca indiscriminada de algunas e
BRUSELAS (Notimex) -

Los ministros de Pesca de los 27 Estados miembros de la Unión Europea (UE) alcanzaron hoy aquí un acuerdo sobre Totales Admisibles de Captura (TAC) para 2008, que reduce las cuotas del bacalao en toda la comunidad menos en el Mar del Norte.

"Tenemos un acuerdo que ha sido votado unánimamente", confirmó el ministro portugués de Pesca, Jaime Silva, en nombre de la presidencia del Consejo de la UE, y agregó que "no ha sido fácil", como demuestra que las negociaciones se alargaran toda la noche.

La UE decidió finalmente rebajar un 18% la cuota de pesca del bacalao con respecto a los niveles de 2007, a pesar de que la Comisión Europea (CE) pedía una recorte de 25% en la mayoría de las especies.

La excepción de la rebaja en el Mar del Norte se debió a que, según los científicos, en esta zona ha aumentado el número de ejemplares, lo que hizo que la UE finalmente elevara la cuota de 2008 un 11%.

Otra de las especies sobre las que había expectación es la anchoa del Golfo de Vizcaya, región marítima situada en el Mar Cantábrico, entre España y Francia, donde la UE acordó mantener la veda, es decir, un TAC cero, como proponía la CE, hasta junio de 2008.

"La perspectiva de la anchoa en el Golfo de Vizcaya sigue siendo pobre y otra vez la propuesta es mantener la pesquería cerrada, sujeta a una revisión cuando estén disponibles los datos de primavera sobre la abundancia de las reservas", decía la propuesta de la CE.

Según el acuerdo alcanzado, "la Comisión podría fijar los límites de captura de la anchoa en el Golfo de Vizcaya" conforme con el reglamento y "a la luz de la información científica recogida durante la primera mitad de 2008".

Al inicio de las reuniones, el lunes, la organización ecologista Greenpeace bloqueó las entradas al Consejo de la UE con un muro de 30 metros de largo y 2.5 de alto, que costó más de tres horas derribar.

Ahora ve
No te pierdas