China recorta aranceles petroleros

El ajuste que entrará en vigor en enero, será de 50% a las importaciones de energéticos; la medida busca reactivar las compras ante la inestabilidad de los mercados.
PEKÍN (CNN) -

China recortará en 50% el arancel que regirá en el 2008 sobre las importaciones de gasolina, diésel y queroseno, dijo el Ministerio de Finanzas, en su más reciente esfuerzo para alentar las compras al exterior con el fin de abastecer la fuerte demanda energética.

Desde el 1 de enero, el impuesto sobre las compras de esos combustibles será de 1%.

Además, la tarifa sobre las importaciones de fueloil, del que China es el mayor comprador asiático, permanecerá en 3%, dijo el ministerio en un comunicado.

Los recortes en los impuestos sobre los productos petroleros, realizados por última vez en noviembre del 2006 desde las tasas previas de entre 5 y 6%, fueron aplicados junto a rebajas arancelarias a los metales y alzas en las tarifas de exportación de productos derivados del acero, porque Pekín intenta reducir su superávit comercial y las inversiones en sectores que requieren un gran uso de energía.

La rebaja en el arancel sobre las importaciones de diésel se produce varios días después de que Pekín decidió prescindir, de diciembre a marzo, del impuesto al valor agregado del 17% que regía sobre las compras de ese combustible para ayudar al segundo mayor consumidor mundial de energía a afrontar una escasez en el mercado doméstico.

"Ciertamente es favorable para las importaciones. Pero el resultado final dependerá de los mercados mundiales del petróleo, el costo de transporte frente al controlado mercado doméstico", dijo un operador estatal.

Las petroleras estatales Sinopec y PetroChina habían descartado hasta noviembre las importaciones de combustibles clave, debido a que han estado registrando pérdidas ante los altos costos de las importaciones frente a las tasas domésticas controladas por el Gobierno.

Las exportaciones de petróleo cayeron 41% en los primeros 11 meses del año frente al mismo período del 2006, a 3.2 millones de toneladas, mostraron datos oficiales, porque Pekín destinó más suministros al sediento mercado local.

También recortes al carbón y cobre

China eliminará los aranceles sobre las importaciones de cobre refinado, carbón y alúmina, pero elevará los de las exportaciones de algunos derivados del acero y de coque con el fin de reducir las ganancias de los envíos de productos contaminantes.

Los impuestos sobre las exportaciones de productos de acero semiterminados serán elevados hasta en 25% y será fijado un arancel del 15% a los envíos de algunos productos de acero inoxidable y otros derivados, en un esfuerzo por enfriar las inversiones en ese sector, afirmó el ministerio, confirmando lo que dijeron el martes fuentes de la industria a Reuters.

La rebaja de los aranceles sobre las importaciones de la alúmina y del cobre facilitaría el flujo de materiales sin refinar a China y presionaría los márgenes de los refinadores de alúmina y fundiciones cupríferas que actualmente luchan con una sobrecapacidad.

El actual impuesto que rige sobre las importaciones de alúmina es de 3%, mientras que el arancel sobre las de cobre refinado es de 2%. Las importaciones de Chile, un importante exportador que mantiene un acuerdo de libre comercio con China, ya están exentas de aranceles.

Los nuevos impuestos entrarán en vigencia el 1 de enero.

Ahora ve
No te pierdas